lunes, 28 de noviembre de 2016

"La carrera contra la máquina", de Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee (2011)

Resumen de "La carrera contra la máquina", de Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee (2011)


Resumen original y actualizado en el siguiente link:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/11/la-carrera-contra-la-maquina-de-erik.html

Autor del resumen: E.V.Pita, 2016, doctor en Comunicación, licenciado en Sociología y Derecho

Sociología, tecnología, robótica, máquinas, robots, automatización, empleo

..................................................................................................................

Título:  "La carrera contra la máquina"

Subtítulo: Cómo la revolución digital está acelerando la innovación, aumentando la productividad y transformando irreversiblemente el empleo y la economía

Título original en inglés: Againts the machine. How the Digital Revolution is Accelerating Innovation, Driving Productivity, and Irreversibly Transforming Employment and the Economy

Autores: Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee

Edición en inglés: 2011

Edición en español: Barcelona, 2013, Antonio Bosch, editor SA

Páginas: 99

...............................................................................................................................

Biografía de los autores (hasta 2013)

Erik Brynjolfsson es catedrático de la Sloan School of Management, del MIT, presidente de la Sloan Management Review, investigador del National Bureau of Economic Research y coautor de Wired for Innonvation: How IT is Reshaping the Economy.

Andrew McAfee es investigador principal en el MIT Center for Digital Business de la Sloan School of Management y autor de Enterprise 2.0: New Collaborative Tools for Your Organization's Toughest Challenges

...............................................................................................................................

Texto de la contraportada

"En el intento de reducir los costes laborales, nos adentramos en territorio desconocido. La revolución de la inteligencia artificial está haciendo por los trabajos administrativos lo que la robótica hizo por los trabajos industriales. La carrera contra la máquina es un estudio profundo para dilucidar el futuro del trabajo. Es un libro que cualquiera que se ocupe de cuestiones económicas o, más ampliamente, del futuro de nuestra sociedad debe leer" (Tim O'Reilly, fundador y director general de O'Reilly Media)

"Este es el mejor libro sobre la interacción entre la tecnología digital, el empleo y la economía. La carrera contra la máquina está meticulosamente documentada; es aleccionador, práctico y, en última instancia, esperanzador. Es una contribución extremadamente importante al debate sobre cómo debemos garantizar que cada ser humano se beneficie de la revolución digital que todavía está tomando velocidad. Si solo lee un libro sobre tecnología en los próximos doce meses, debe ser este" (Profesor Gary Hamel, director de Management Lab y autor de What Matters Now)

"En la investigación en ciencias sociales, necesitamos desesperadamente que se formulen, y se respondan, las preguntas más importantes. Eso es precisamente lo que Brynjolfsson y McAfee hacen en este importante libro sobre la intersección entre tecnología y economía. Diría aún más, afrontan la pregunta más importante del presente y del futuro: ¿de dónde van a venir los nuevos empleos?" (Jared Berstein, ex economista en jefe del vicepresidente de EE UU, Jon Biden.

"Este es un libro extraordinariamente oportuno, que clarifica la cuestión económica más seria que nuestras sociedades afrontan y proporciona una hoja de ruta que nos ayudará a convertir el desafío de las nuevas tecnologías en una oportunidad" (John Hagel, copresidente de Deloitte Center for the Edge)

........................................................................................................................................................

ÍNDICE

Influencia de la tecnología sobre el empleo y la economía

La humanidad y la tecnología en la segunda mitad del tablero de ajedrez

Destrucción creativa: La economía de la aceleración tecnológica y de la destrucción de empleos

¿Qué debe hacerse? Prescripciones y recomendaciones

Conclusión: La frontera digital

.......................................................................................................................

RESUMEN

Los autores consideran que desde el 2008 la economía está estancada, con un leve crecimiento después de haber sido superada la Gran Recesión pero que apenas genera empleo. En anteriores crisis, la economía recuperaba su dinamismo pero esta vez no ocurre así. 
Detrás estaría una escasez de demanda pero también la influencia de la tecnología.
Los autores sospechan que la informatización está eliminando puestos de trabajo más rápido de lo que los crea. Una tesis que compartirán otros autores como Ford, en "El auge de los robots".

Hacen referencia a las teorías de Kurzwei, la ley del crecimiento de Moore y los crecimientos exponenciales (el caso del rey que jugaba al ajedrez y puso el doble de granos por cada casilla para premiar a un maestro).

Distingue entre tecnologías polivalentes GPT (General Purpose Technologies), un grupo pequeño de innovaciones tecnológicas tan potentes que interrumpen y aceleran el curso normal del progreso económico. La máquina de vapor, la electricidad y el motor de combustión interna son ejemplos de GPT. Los ordenadores son los GPT de nuestra era, sobre todo cuando se aplica a las tecnologías de la información. Estas máquinas aumentan la productividad de todos los sectores que las usen. Según los autores, ahora estaríamos empezando a ver ejemplos de invenciones empresariales que dispararían la productivad en la segunda parte del tablero de ajedrez (como los granos de arroz duplicados).

Parte del libro se centra en la cuestión de la productividad, que aumenta desde los años 70, mientras que la renta media real de los hogares baja, sobre todo a partir del 2000. Hay un estancamiento de la renta media (menciona a Tyler Cowen y su libro El gran estancamiento) que dice:

"No estamos comprendiendo la razón de nuestro fracaso, Todos estos problemas tienen una única causa principal que ha recibido poca atención: hemos estado viviendo de los frutos fáciles de acceder durante al menos 300 años... Sin embargo, durante los últimos 40 años esos frutos comenzaron a desaparecer, aunque continuamos pensando que todavía siguen ahí, No hemos reconocido que estamos en un estancamiento tecnológico y los árboles están más esquilmados de sus frutos de lo que nos gustaría pensar. Eso es todo. Eso es lo que ha fallado" (citado en Brynjolfsson y McAfee, 2011:15)

.
También vislumbra un estancamiento de la productividad en el sector empresarial no agrario a partir de 1969 y que duró hasta 1990, cuando volvió a crecer por encima del 2 % hasta el 2009.

Los autores recuperan un concepto económico de Schumpeter: la destrucción creativa y otra de Keynes: el paro tecnológico.
Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee recuerdan que el ordenador, como todas las tecnologías polivalentes, exige al mismo tiempo que se innove continuamente en los modelos empresariales, los procesos organizativos, las instituciones y las capacidades de los trabajadores. Estos actos intangibles también incluyen el capital humano y organizativo (Brynjolfsson y McAfee, 2011:41)
"Millones de personas se están quedando desfasadas. Sus ingresos y empleos se están destruyendo, lo cual las deja en peor situación en términos de poder adquisitivo absoluto que antes de la revolución digital", (2011:42). Añaden que la Gran Recesión revela que se está produciendo un gran debilitamiento o una ruptura del vínculo entre creación de valor y creación de empleo. A medida que se acelera la tecnología, hay mayores desajustes y se mina el contrato social, perjudicando a ricos y pobres y no solo a las primeras oleadas de desempleados.  Cada aplicación nueva que se cree afectará al trabajo porque esto va muy rápido y la gente no es capaz de adaptarse.

Respecto a los salarios de los trabajadores, los títulos de postgrado y titulaciones de éxito han crecido pero las titulaciones menores, bachilleres o sin estudios han visto como sus salarios se han desplomado entre 1978 y el 2008. Las superestrellas se lo llevan todas las ganacias, en una carrera del mejor se lo lleva todo aunque el segundo puesto sea prácticamente de la misma calidad.
A todo esto se suma que la tecnología requiere mucho capital y poco trabajo, por no decir que lo sustituye. Los beneficios empresariales se han disparado desde 1990 y ha generado desigualdad.

Entre las soluciones que proponen es aprovechar esos mercados marginales, la llamada Cola. Otra idea es reinventar las organizaciones y fomentar los empresarios con talento. Google, Facebook o Apple han reinventado la economía que han  creado nuevas oportunidades (2011:75), También propone invertir en capital humano. Creen que es mejor cooperar con las máquinas que competir con ellas. Recuerdan que la frontera digital se superó en el 2000 y que ahora dejamos de vivir aislados como antes, es algo que se olvida fácilmente.







lunes, 21 de noviembre de 2016

"De la ligereza", de Gilles Lipovetsky (2015)

Resumen del libro "De la ligereza", de Gilles Lipovetsky (2015)


Resumen original y actualizado en:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/11/de-la-ligereza-de-gilles-lipovetsky-2015.html

Resumen por E.V. Pita, doctor en Comunicación y licenciado en Derecho y Sociología.

................................................................................................................................

Título:  "De la ligereza"
Subtítulo: Hacia una civilización de lo ligero

Título en francés: De la légèreté

Autor: Gilles Lipovetsky

Fecha de publicación en francés: Éditions Grasset &  Fasquelle, París, 2015

Publicación en español: Barcelona, Anagrama, Colección Argumentos, 2016

Páginas: 339

.....................................................................................................................

Biografía del autor Gilles Lipovetsky (hasta 2016)

Gilles Lipovetsky es el autor de los celebrados ensayos La era del vacío, El imperio de lo efímero, El crepúsculo del deber, La tercera mujer, Metamorfosis de la cultura liberal, El lujo eterno (con Elyette Roux), Los tiempos hipermodernos (con Sebastian Charles), La felicidad paradójica, La sociedad de la decepción, La pantalla global (con Jean Serroy), La cultura-mundo, El Occidente globalizado (con Hervé Juvin) y La estetización del mundo (con Jean Serroy), publicados todos ellos en Anagrama.

Ha sido considerado "el heredero de Tocqueville y Louis Dumont" (Luc Ferry) t "una estrella de los analistas de la contemporaneidad" (Vicente Verdú).

Es caballero de la Legión de Honor y doctor honoris causa por las universidades de Sherbrooke (Quebec, Canadá), Sofía (Bulgaria) y Aveiro (Portugal).

.......................................................................................................................

Texto de la contraportada

"La ligereza, viene a decir Lipovetsky, es la tendencia dominante en el espíritu de nuestra época (Marx habría dicho: es la ideología de nuestra época) y se manifiesta en todos o casi todos los aspectos del mundo occidental. De las artes plásticas a la industria de la energía, de la informática a las prácticas consumistas, de la educación al deporte y el cultivo del cuerpo, de la tecnología a la medicina, del diseño a las relaciones sexuales, de los imaginarios colectivos a las fantasías individuales, el fantasma de la ligereza, la miniaturización, la provisionalidad, la liberalización de todas las ataduras, la evanescencia, la frivolidad y la virtualidad recorre Occidente como expresión de deseos, sueños, esperanzas y utopías. La ligereza es "un valor, un ideal, un imperativo": estamos en la civilización de lo ligero.

En el terreno de la vida personal, la primera modernidad era pesada, moralista y rigorista, buscaba compromisos e imponía obligaciones. La última modernidad ha desencadenado una revolución liberadora que sin embargo presenta una doble cara. Por un lado, se caracteriza por la búsqueda y el cultivo de la libertad individual, la comodidad, la indiferencia, lo cool, la relajación interior. Pero por otro tiene contrapartidas peligrosas. Los individuos necesitan sentirse libres, pero también quieren establecer vínculos. El resultado de esta tensión es una angustia que no cesa. Tampoco cesan, antes bien crecen, la incultura de los estudiantes, las agresiones y faltas de respeto cotidianas, la desinformación de los medios de información, la inmoralidad de los representantes públicos, el número de suicidios, los neofascismos disfrazados de progresismos, la distancia económica entre pobres y ricos. Y estamos solo en los comienzos".

...............................................................................................................................................

ÍNDICE

La ligereza como mundo y cultura

La utopía de la ligereza

La civilización de lo ligero y sus límites

Arquetipos de la ligereza

Reabrir la cuestión de la ligereza

1. Aligerar la vida: Bienestar, Economía y Consumo

Ligereza de los Antiguos, ligereza de los Modernos

El capitalismo de seducción; una economía de la ligereza

¿La insoportable levedad del consumo?

2. Un nuevo cuerpo

Un cuerpo sin sufrimientos

Relajación y armonía

El deslizamiento o el desquite de Ícaro

De la finura a la delgadez

La obsesión por la delgadez

Delgadez y autoridad sobre uno mismo

¿Fin de la dictadura de la delgadez?

Un nuevo espíritu de pesadez

3. Lo micro, lo nano y lo inmaterial

La ligereza como mundo material

Aligerar, miniaturizar, desmaterializar

Revolución digital y fluidez nómada

Nube digital y Big Data

El peso de las tecnologías ligeras

4. Moda y feminidad

De la ligereza aristocrática a la ligereza moderna

Ligereza, feminidad, masculinidad

Ligereza y ansiedad de las apariencias

5. De la ligereza en el arte a la ligereza del arte

La gracia y la pesadez

Regocijo y despreocupación

Luz, movimiento y diversión

La conversión del arte en moda

El estadio ligero del arte

El arte "interesante"

6. Arquitectura y diseño: una nueva estética de la ligereza

Arquitectura y racionalismo moderno

De la casa al mobiliario

Flexibilidad y fluidez

Minimalismo, espectáculo y complejidad

Expresión y ornamento

Transparencia, luz y desmaterialización

Ligereza responsable

Hacia una arquitectura sensible

La arquitectura como alquimia

7. ¿Somos "cool"?

Parejas del tercer tipo

Padres "cool", hijos frágiles

¿Juego de Eros?

La reducción de la ligereza del ser

8. Libertad, igualdad, ligereza

La ciudadanía "light"

¿Quiebra de la igualdad?

¿Cuánto pesan las ideas?

Deseo, libertad y singularidad

Ligereza contra ligereza

..............................................................................................................

RESUMEN

Gilles Lipovetsky, al igual que Han o Sennett investigan los nuevos aspectos que surgen de la modernidad (la postmodernidad, la hipermodernidad o la segunda modernidad) así como el cambio social vivido desde 1973, En el caso de Lipovetsky, estudió la cultura de las grandes modelos y la importancia de la apariencia, pero también la importancia del éxito en todas las facetas de la vida (y la "obligación" de ser feliz en el mundo postmoderno). Son cuestiones que nos suenan familiares de los tiempos que vivimos pero de las que solo apreciamos su transcendencia cuando Lipovetsky analiza todas sus consecuencias.

Lipovetsky habla de la ligereza, en primer lugar, como el arte de liberar al hombre de la carga de la supervivencia y aliviar la pesadez de su vida mediante "gatches". Por ejemplo, el consumismo ha creado nuevos artefactos como la tablet o la aspiradora, todos pensados para prestar entretenimiento, jugar, aliviar las penalidades de la limpieza en el hogar, y otras utilidades que hacen la vida más "ligera".

En el presente libro, Lipovetsky indaga sobre la cultura de lo "light", otro de los símbolos reconocibles de nuestra época. Basta con pasarse por un supermercado y ver refrescos "light", mantequilla "light", jamón "light", y todo tipo de productos ligeros. Pero la ligereza también abarca otro tipo de productos como los iPods o los iPhone, teléfonos superligeros que ensalzan lo ligero y minimalista.

El autor analiza las consecuencias de esta obsesión moderna por la ligereza. Por un lado, esta cultura obliga a los ciudadanos a machacarse en el gimnasio haciendo "fitness" para conseguir un cuerpo "light" y eliminar las grasas. El cuerpo de los 90 o del siglo XXI de las mujeres es radicalmente diferente al de hace un siglo: señoras con redondeces eran el sumun de la belleza en los años 50 frente al "look" juvenil de los años 2010. Esta cultura desvía poco a poco a la recomendación de hacer una comida sana y parece más orientada a parecer "siempre joven", una tendencia que no es natural, Lo saludable queda engullido por lo "light", por la obligación de no estar gordo ni parecer un viejo. La cuestión más trascendente es que las personas que fracasan y engordan se sienten culpables, peor aún, recae en ellas la responsabilidad del fracaso, es por culpa de ellas mismas y de su poca voluntad que son incapaces de moldear su cuerpo según los cánones estéticos de los años 1980 en adelante. El autor recuerda que hay trampa: puedes seguir una dieta durante años pero si la dejas se produce un "efecto yo-yo" que te hace recuperar enseguida los kilos perdidos, con el consiguiente malestar y baja autoestima. Uno asume que es responsable del propio fracaso. ¿No hay algo aquí que nos hace sumamente infelices?

¿No es todo esto un poco inquietante? Lipovetsky cree que sí, que hay algo de cruel en esta obsesión mundial por estar delgado. Es un juego de ganadores (las más bellas modelos son todas muy delgadas) y perdedores (obsesidad). Y el juego es peligroso porque, como apunta el autor, algunas modelos han perdido la vida por su anorexia. El que más y el que menos no está conforme con su cuerpo (aunque esté en su peso ideal) y todos desean perder unos kilitos. Pero ese ideal supone mortificar el cuerpo con draconianas dietas o dejando de probar alimentos sabrosos que nos endulzan la vida. Es una forma de fastidiarte la vida, concluye Lipovetsky. El autor dice que toda esta obsesión por la delgadez le recuerda a aquellos tiempos de santos y mártires que sentían el gozo del ayuno pero en la época moderna no se ve por ningún lado la mística religiosa, parece más una exaltación de los valores de la austeridad y la prudencia.

[nota del lector: toda esta idelogía del cuerpo perfecto, más allá de las necesidades prudentes de conservar la salud, recuerda mucho a esa mentalidad de militarismo espartano, como si se hubiese impregnado a toda la sociedad del siglo XXI. Frente al hedonismo consumista de los años 60 del siglo XX y de la opulencia feliz nos encontramos ahora presionados para llevar una vida espartana en lucha constante contra el exceso de calorías y kilos].

En otro capítulo examina otras formas de ligereza aplicadas a la ciencia.

 Por un lado, se hace hincapie en las nuevas tecnologías por su potencial ecológico y eficiencia al ahorrar recursos porque el flujo de datos por la Red se trata de algo inmaterial. La existencia de la Nube es un gran ejemplo de la ligereza actual pòrque los usuarios ya no tienen objetos materiales donde almacenar los datos sino que estos pasan a ser guardados en granjas de servidores. El problema, apunta Lipovetsky, es que este sistema informático elimina el papel pero genera un ingente consumo de energía eléctrica, lo que obliga a consumir más carbón u otros recursos para generar la electricidad, ya que las energías alternativas como la eólica a o la solar aún son poco eficientes. A todo ello se suma que hay una carrera mundial por localizar los metales raros para fabricar los iPhones y el litio para las baterías. No solo eso, sino que la obsolescencia programada de los dispositivos electrónicos obliga al consumidor a adquirir nuevas pantallas de plasma en HD, las nuevas generaciones de iPhone, etc... Todo este consumo no parece ser muy ecológico (por ejemplo, ¿porqué las carcasas de los móviles no se pueden conservar y lo que sea obsoleta sea el circuito central que se podría renovar cada año con solo insertarlo en una ranura como una tarjeta?).

[nota del lector: lo dicho en el párrafo anterior nos lleva a considerar que el coche eléctrico no tendrá por qué ser más ecológico si su funcionamiento exige un alto consumo eléctrico y genera un alto coste ambiental]

Lipovetsky también estudia la nueva arquitectura racional y minimalista, que fomenta los edificios ligeros y funcionales frente a las fachadas monumentales del siglo XIX. Esta arquitectura funcional prescinde de la estética y  busca lo barato para construir edificios sociales y afronta problemas tales como resolver el aislamiento térmico, aspectos higiénicos y humedades.

Respecto a la política, el autor detecta el fin del sistema de las ideologías (tras las desastrosas experiencias del siglo XX con los totalitarismos) y una despolitización (algo que ha sido también diagnosticado por otros autores: Pippa Norris, Bauman, Putnam) que ha sido sustituido por los valores de la ligereza (consumismo, culto al yo, liberalismo económico). La ligereza trae consigo "una nueva ideocracia, la del culto al mercado, al hipereconomismo típico del capitalismo global y financiero cuyos principios clave son: agilizar, aligerar, economizar, flexibilizar" (Lipovetsky, 2015:301), La búsqueda de la eficacia y la competitividad desbocada hace aumentar la inseguridad, dado que todos tenemos un futuro más incierto, dice el autor, Hay un miedo a la evaluación permanente, a las exigencias de la empresa "flexible", a que la globalización deje al trabajador "fuera de juego" y genera una nueva clase angustiada (según Robert Reich), formada por infinidad de individuos prescindibles y con contrato temporal.

Por otra parte, la ligereza no ha hecho feliz al hombre sino todo lo contrario: en la hipermodernidad hay un aumento de las depresiones o de la tristeza a causa de esa presión contemparánea por la "eficacia"(en el empleo, en el aspecto físico...). Lipovetsky se ha dado cuenta de que ha desaparecido el humor de las canciones.

Lipovetsky añade que en las democracias hipermodernas se produce una especie de singularidad: todos los individuos ven lo mismo, oyen lo mismo, el yo no es más que un uno gregario y despersonalizado... pero a la vez tienen un toque personalizado, singular. En principio,

Una de las criticas que se ha hecho a los tiempos actuales es la falta de debate intelectual pero el autor replica que hay más debate que nunca en las redes sociales gracias a Internet, Quizás no haya sesudos intelectuales fumando en pipa, que era la figura central en la Modernidad, pero sí hay una discusión en las redes como nunca se había visto antes, donde cada cual expresa con total libertad su opinión. Señala que la sociedad ligera de la distracción y el hiperconsumo no ha destruido el deseo de comprender, de reflexionar y expresarse, En la nueva sociedad de la individualización de la relación el saber se ha dispersado y es falso, dice el autor, que haya un no-pensamiento y un infantilismo generalizado. "Hay menos respuestas, pero más preguntas", dice (Lipovetsky, 2015:325).

El autor no ve motivos para caer en el pesimismo radical pues la ligereza perdida reaparecerá una mañana y las burbujas de champán desaparecidas volverán a danzar algún día.

En definitiva en la época actual, dice Lipovetsky, se ha perdido la alegría de vivir y en el interior del individuo renace el "espíritu de la pesantez" pero cada uno a su manera hace pruebas de ensayo y error para ser feliz.

Añade que la ligereza frívola no es dramática por sí misma pero llega a serlo si se impone como estilo de vida dominante pero la vida es triste y agobiante sin ligereza superficial, "Aunque todo es más flexible, la vida carece de orientación y de seguridad y es notablemente frágil. Por doquier se oyen encendidos cánticos al placer pero no hacen más que aumentar los casos de angustia y depresión. La multiplicación de los dispositivos ligeros no consigue eliminar el malestar, el estrés ni la degradación de la autoestima que ha generado el imperativo de eficacia", dice el autor. "La revolución de lo ligero avanza pero la armonía brilla por su ausencia en nuestras vidas: no nos ha hecho más felices" (Lipovetsky, 2015:334),

lunes, 14 de noviembre de 2016

"Elon Musk. El empresario que anticipa el futuro", de Ashlee Vance (2015)

Resumen del libro "Elon Musk. El empresario que anticipa el futuro", de Ashlee Vance (2015)


Resumen original y actualizado en el siguiente link:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/11/elon-musk-el-empresario-que-anticipa-el.html

......................................................................................................................


Título: "Elon Musk"

Subtítulo: "El empresario que anticipa el futuro"

Título original: "Elon Musk. Inventing the future"

Autor: Ashlee Vance

Fecha de edición en inglés; 2015

Editorial en español: Ediciones península, Grup Editorial, 62, Barcelona, 2016

Páginas: 431

....................................................................................................................

Biografía del autor (hasta 2016)

Ashlee Vance (1977) es periodista. Ha trabajado en The Register, The New York Times y The Economist, entre otros medios. Su especialidad es el desarrollo de la industria tecnológica de San Francisco y en concreto la historia de Silicon Valley. En la actualidad colabora con Bloomberg Businessweek y presenta el programa de divulgación tecnológica Hello World para Bloomberg.com.

..................................................................................................................

Texto de la contraportada

"Hay un hombre en el mundo que lo hace todo. Que es la perfecta combinación entre Thomas Edison, Henry Ford, Howard Hughes y Steve Jobs. Se llama Elon Musk y es el emprendedor que está detrás de Tesla Motors, SpaceX y Solar City, las empresas más innovadoras de sus respectivos campos - la automovilística, la aeronáutica y la energía -, con las que Musk está consiguiendo convertir en realidad lo que hasta hace poco no era más que ciencia ficción.

Ídolo de toda una nueva generación de ingenieros y emprendedores, Musk vendió su primera empresa por 300 millones de dólares, y la segunda, PayPal, por 1.500. A partir de ese momento empezó a soñar a lo grande: coches eléctricos a precios asequibles, cohetes que vuelven a la Tierra y pueden reutilizarse, un medio de transporte terrestre capaz de circular a 1.200 km/h, baterías de litio en las que almacenar energía con las que funcionar al margen de las eléctricas...

Esta es la fascinante historia de la tumultuosa ascensión a las cumbres del mundo empresarial de Musk, un hombre que ha revolucionado la industria estadounidense rompiendo todos los límites de la innovación, y ganándose de forma inevitable unos cuantos enemigos por el camino. Más que un inventor, más que un pensador, más que un genio, Musk es el perfecto ejemplo del emprendedor que persigue cambiar nuestra vida cotidiana hasta extremos que aún no somos capaces de imaginar.

..................................................................................................................

ÍNDICE

1. El mundo de Elon

2. África

3. Canadá

4. La primera empresa

5. El jefe de la mafia de PayPal

6. Ratones en el espacio

7. Totalmente eléctrico

8. Dolor, sufrimiento y supervivencia

9. Despegue

10. La venganza del automóvil eléctrico

11. La teoría del campo unificado de Elon Musk

...............................................................................................................................

RESUMEN

Elon Musk, de 45 años, es uno de los nuevos emprendedores de la era de Internet que apuesta por un mundo eléctrico. No hay nada de revolucionario sino que aplica la lógica al uso a escala industrial de los materiales ya existentes: coches eléctricos, paneles sonares para generar electricidad para los coches, cohetes espaciales privados... Su apuesta es por la tecnología del transporte y, posiblemente, marcará las pautas a seguir para desarrollar estas energías y potenciarlas a escala gigantesca (sobre todo la red de coches eléctricos). Muestra una ventana al futuro.

El autor Ashelee Vance muestra al empresario tecnológico como un tipo que trabaja dos días en una empresa (paneles solares), otro pasa por Tesla (su coche eléctrico viable), otros en su cohete SpaceX, duerme en casa de amigos y los fines de semana se va de barbacoa o senderismo con sus colegas. Al quedarse sin novia y tener que ponerse a buscar otra, se hizo el firme compromiso de buscar tiempo y dedicarle al menos cinco horas a la semana a la relación sentimental para poder conservarla.

Al parecer, cuando Musk llega a una de sus industrias, los empleados saben que se van a someter a las exigencias de su jefe, que siempre está supervisando todo pues no hay detalle que se le escape. Las fábricas suelen ser gigantescas, antiguos hangares de la Boeing, en perdidos polígonos industriales. Luego, tiene un lugar de pruebas para el lanzamiento de cohetes.

Sus empresas están divididas en tres ramas, dos de ellas muy interconectadas. Esto lo explica bien Vance en el último capítulo. La rama de la industria eléctrica le permite a Musk montar una gran industria dedicada a proveer de materiales e instalarlos a los clientes que quieran tener paneles solares en su casa. Es un negocio altamente competitivo basado en precios ultrabajos.

Por un lado ya tiene la electricidad. Por otro, se dedica a fabricar coches eléctricos de gran autonomía que puedan recargar en muchas gasolineras o puntos de recarga de su país y ligados a su empresa Solar City. Por lógica, la energía captada por su industria de paneles solares Solar City debería servir para abastecer a los coches eléctricos Tesla Motors que vende y de su red que ha montado en las carreteras.

Finalmente, su tercer negocio está centrado en los cohetes SpaceX privados. Parece un mundo aislado de las energías renovables pero su pretensión es la misma: abaratar costes en el transporte. En este caso se logra al reutilizar el depósito de combustible cuando regresa vacío de la zona alta de la atmósfera. Aligerar el peso es otro de los retos para minimizar el gasto.

Su proyecto más espectacular es el Hyperloop, un sistema de lanzamiento de cápsulas dentro de tubos a velocidades de mil kilómetros por hora que le permitirían llegar de San Francisco a Los Ángeles en media hora.

Sobre la biografía de Elon Musk, de ascendencia canadiense, nació en Sudáfrica en 1971, donde se crió con sus tres hermanos hasta que a los 18 se fue a trabajar, para evitar servir al Gobierno del aparhaid, y estudiar a Canadá y Estados Unidos. 
En Sudáfrica era lo que se llama una rata de biblioteca con memoria fotográfica que se leyó todos los libros de su biblioteca del barrio y luego todos los artículos de la Enciclopedia Británica. Sabía perfectamente la distancia entre la Tierra y la Luna (1 segundo luz). Le interesaba especialmente la Física. A los 10 años, su padre le compró un ordenador cuando nadie sabía lo que era y empezó a progamar. Luego, se le dio muy bien el tema de los juegos de rol como Masters and Dragons.

Pero lo pasó mal porque los matones de su colegio la tomaron con él y le daban brutales palizas, en alguna de las cuales acabó hospitalizado. En el instituto, obtuvo notas muy altas.

A los 17 años, para escapar del servicio militar del régimen del aparheid, viajó a Canadá para trabajar y estudiar, pues allí tenía familia. Estuvo un año haciendo todo tipo de trabajos, incluso cortar leña, hasta que inició sus estudios en una universidad de Estados Unidos, en Pensilvania, en ADE compaginada con Física. Su tenacidad le llevó a conquistar a una bella estudiante que además era una lumbrera, ahora escritora.

Su hermano le siguió hasta EE.UU. y pronto empezaron a hacer negocios. Por ejemplo, alquilaron una casa de 10 habitaciones y luego montaron fiestas universitarias por las que cobraban. Con lo que ganaban se podían sufragar los estudios en el campus.

En los siguientes capítulos del libro se examina cómo Elon Musk fundó las primeras starts-ups en apartamentos cutres en Palo Alto, en Silicon Valley, en pleno bum de Internet en 1996. Él mismo se encargaba de programar. Primero hizo Zip, que era una especie de guía de páginas amarillas con anuncios. Gracias a que dieron con un buen gerente, pudieron encontrar anunciantes en el sector del automóvil. La creación de mapas también fueron de interés. Intentaron fusionarse con otras start-ups. Por lo general, las horas de trabajo eran maratonianas, sin ducharse siquiera, programadores sobreviviendo a base de pizza.
Al final, vendieron la start-up por 10 millones de euros.

Musk se planteó entrar en finanzas a través de Internet pero el resultado fue PayPal, la famosa plataforma de pago que recabó millones de clientes que buscaban mayor eficacia que la banca tradicional. Compitieron con otros dos colegas situados a escasos metros de ellos y en la operación de venta de PayPal Musk ganó 200 millones de dólares. Lo primero que hizo, como un nuevo rico, fue comprarse un Fórmula 1 cuya recogida fue grabada por la CNN. Se convirtió en uno de los millonarios punto.com.

Los 200 millones los invirtió en dos compañías: SpaceX, cuyo proyecto final es la colonización de Marte, y Tesla Motors, cuyo objetivo es promover el coche eléctrico a gran escala.

La idea de SpaceX surge de la pasión de Musk por enviar cohetes baratos a Marte y fundar colonias allí. Pero, con un claro olfato, se da cuenta de que la actual industria es demasiado burocrática y cara y que la carrera espacial lleva cuatro décadas empantanada. De repente, vislumbra el negocio: hacer cohetes baratos que lleven a órbita los satélites de sus clientes.

En cuanto a Space X, la filosofía de Musk fue montar cohetes con motores construidos en EE.UU. Se le ocurrió la idea después de fracasar en el intento de negociar con los rusos. Todo el material fue fabricado en USA, lo que a la larga ha sido imitado por otros fabricantes privados de cohetes. El sistema de lanzamiento tardó cuatro años en perfeccionarse tras muchos fallos que casi arruinan a Musk en un año "horribilis" en el que también se divorció,
En SpaceX los ingenieros trabajaban doce horas diarias, si alguno no daba la talla era fulminantemente despedido. Así se logró la hazaña de lanzar desde unas islas de Hawai el Falcon 1 y luego el Falcon 9 y obtener un contrato de 1.500 millones de la NASA. Además, Musk produjo la cápsula Dragon para trasladar tripulación y carga a la estación espacial.
Lo que Musk demostró es que la carrera espacial estaba obsoleta y los países habían dejado de invertir en innovaciones. Los únicos cambios desde los 60 llegaron con Musk al idear cohetes reutilizables, lo que ahorró mucho dinero frente al despilfarro de la Administración y sus contratistas, algunos que los cuales inflaban los costes.

Respecto al coche eléctrico Tesla, Musk ideó unos coches que funcionaban con baterías y carrocería de superlujo tan veloces que aceleraban de 1 a 100 en cuatro segundos y una autonomía de 400 kilómetros. Hubo listas de espera entre los millonarios que adelantaron 100.000 dólares para hacerse con un Tesla pero no salió bien el tema y los retrasos se acumularon porque los coches tenían continuos fallos que nadie había imaginado o no previeron un plan de producción industrial en masa.

Sobre la personalidad de Musk se ha hablado bastante por el "queme" a sus empleados, que trabajan 12 horas al día y dormir otras 10 y no les felicita sino que todavía les mete más presión y los abronca. Es obvio que algo de látigo le ha servido para sacar los proyectos adelante, bajando él mismo al ruedo a resolver problemas de ingeniería. Como cosa curiosa, en sus fábricas hace un parón a media tarde para que sus empleados puedan jugar a los videojuegos y él mismo les gana a todos. Pero la queja general es que son jornadas muy largas y llenas de estrés, con un sueldo medio y la esperanza de que las acciones de la empresa se disparen cuando salga a Bolsa. El propio Musk va por las universidades a reclutar a los mejores expedientes para contratarlos.

En cuanto a su vida privada, se casó con Justine, la chica más bonita de su campus y posterior bloguera de éxito en Hollywood. La primera hija murió a las pocas semanas de vida pero luego la pareja tuvo cinco niños más. El divorcio sobrevino en un momento difícil para Musk porque estaba a punto de arruinarse (se lo jugaba a todo a que el lanzamiento de un cohete Falcon fuese exitoso). Al no haber acuerdo, Musk se divorció y cortó la tarjeta de crédito de su ya exmujer.

Su segundo matrimonio llegó unos meses después. Musk fue a una discoteca-pub de Londres con otros empresarios y le presentaron a una incipiente actriz británica de 22 años de buena familia. Tras una breve conversación, hubo romance y ella le siguió a Estados Unidos, donde se casaron. Él le llevaba 14 años pero no fue obstáculo para la relación. La pareja se divorció y se volvió a casar.

El libro termina con un resumen del trabajo que ha hecho Musk en el sector eléctrico a través de Tesla Motors. La idea es que los dueños del coche puedan beneficiarse de recargas gratuitas de la electricidad que produce otra empresa de Musk, Solar,

Sin embargo, el futuro de Musk podría ser todavía más glorioso si le sale adelante su proyecto del Hidroloop para unir San Francisco y Los Ángeles en media hora con un tubo propulsor.


viernes, 11 de noviembre de 2016

"Cazadores, campesinos y carbón", de Ian Morris (2016)

Resumen del libro "Cazadores, campesinos y carbón", de Ian Morris (2016)

Resumen original y actualizado en:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/11/cazadores-campesinos-y-carbon-de-ian.html

Resumen por E.V.Pita, doctor en Comunicación, licenciado en Derecho y Sociología
...............................................................................................................................

Título: "Cazadores, campesinos y carbón"

Subtítulo: "Una historia de los valores de las sociedades humanas"

Título en inglés: "Foragers, farmers and Fossil Fuels: How Human Values Evolve"

Edición en español: Ático de los libros, Barcelona, 2016

Páginas: 430

..............................................................................................................................

Biografía de Ian Morris

Ian Morris es doctor en Historia por la Universidad de Cambridge y ocupa una cátedra Jean y Rebecca Willard de Cultura e Historia Clásica en la Universidad de Stanford. Es miembro fundador del Centro de Arqueología de Stanford y ha sido su director durante dos mandatos. Entre 2000 y 2007 dirigió las excavaciones de la Universidad de Stanford en Monte Polizzo, en Italia. Ha publicado trece libros y más de 80 artículos sobre Arqueología e Historia. Su anterior obra ¿Por qué manda Occidente... por ahora? (Ático de los libros, 2014) ganó el premio Pen de No Ficción y se convirtió en un fenómeno de ventas mundial.

Ian Morris ha sido galardonado con premios de la Fundación Guggenheim, la Fundación Mellon, la National Geographic Society y el National Endowment for the Humanities. Vive en las montañas de Santa Cruz, en California.

.................................................................................................................................

Texto de la contraportada:

"¿Qué determina los principios morales de una sociedad? Después del éxito de ¿Por qué manda Occidente... por ahora?, Ian Morris aborda la ambiciosa tarea de explicar la evolución de los valores de las sociedades humanas desde la prehistoria hasta la actualidad. Este es un libro provocador que explica de dónde proceden y cómo y por qué han evolucionado nuestros códigos morales a lo largo de la historia.

En una original propuesta, el libro incorpora capítulos escritos por críticos acérrimos de Morris: el historiador Richard Seaford, el sinólogo Jonathan D. Spence, la filósofa Christine M. Korsgaard y la escritora Margaret Atwood. Morris responde a sus argumentos de forma inteligente e incisiva.

Una vez más, la erudicción y la capacidad de hacer accesibles los procesos complejos de la macrohistoria se dan de la mano en este volumen de Ian Morris, que hará las delicias de los amantes de la historia".

...............................................................................................................................................

ÍNDICE

Introducción de Stephen Macedo

1. Cada época tiene las ideas que necesita

2. Cazadores-recolectores

3. Campesinos

4. Combustibles fósiles

5. La evolución de los valores: biología, cultura y la forma de lo que vendrá


COMENTARIOS

6. Sobre la ideología de imaginar que "cada época tiene las ideas que necesita". Richard Seaford

7. Pero, ¿cómo fue de verdad? Las limitaciones de medir los valores históricos. Jonathan D. Spence.

8. Valores eternos, valores que evolucionan y el valor del yo. Christine M. Korsgaard

9. Cuando la luz se apague: los valores humanos después del colapso de la civilización. Margaret Atwood

RESPUESTA

10. Mi punto de vista correcto sobre todo. Ian Morris.

................................................................................................................................

Resumen

El autor cuenta que estando en una excavación en Grecia vio a un hombre llamado George paseando en mula mientras su anciana mujer cargaba una gran cesta con la espalda doblada. Le preguntaron por qué y George contestó con naturalidad: "Ella no tiene una". Pensaron que estaba de broma pero el autor le dio vueltas al asunto y se preguntó porqué las sociedades campesinas habían interiorizado esos valores de sumisión de la mujer y no otros.

El libro divide la historia humana en tres grandes etapas: la cazadora-recolectora, la agraria y la industria del carbón y petróleo. Morris dice que cada época ha adaptado sus valores a las circunstancias para mejorar la eficiencia del sistema.

Por ejemplo, en la época de cazadores-recolectores no hubo grandes acumulaciones de riqueza porque el grupo hacía presión para que los más ricos compartieron el fruto de su trabajo (pues la abundante caza o fruta o grano recolectados se iban a pudrir si no lo repartía entre otros, con la esperanza de que otro le ayudase un día que él estuviese necesitado.
Estos pequeños grupos tampoco estaban jerarquizados porque se burlaban de aquellos que, en un momento de éxito, se creían con derecho a ser jefes. Un asunto que podía acabar violentamente cuando el humor y las chanzas no eran suficientes para frenar al arribista. De este modo, había un índice de homicidios bastante alto.
Las mujeres tenían cierta participación en las decisiones.
Producían 5.000 calorías al día

La sociedad agraria se planteó otro tipo de valores más proclives a la jerarquía y la concentración de riqueza y propiedad. Las grandes plantaciones de grano obligaban a crear asentamientos, por lo que hubo una mayor concentración humana. Para poder dirigir todo el entramado de cosechas, riegos y recolección fue necesario implantar una autoridad central férrea que exigió obediencia porque un error en la cadena podía suponer la pérdida de una cosecha. Empiezan a surgir las religiones que fomentan un mundo jerarquizado y patriarcal, de forma que el mundo agrario mejoró su eficiencia.
El monopolio de la violencia pasó a detentarla una élite gubernamental, que a cambio de sumisión y obediencia, y pago de impuestos, garantizó orden y paz a los pueblos. Este sería el "contrato social" original, muy alejado de la idea de Hobbes del estado original del "todos contra todos".
Poco a poco surgen grandes civilizaciones agrarias en Egipto, Siria, Persia aunque sus mayores exponentes fueron Roma y China.
Otra de las cuestiones de esta era agraria es que la esclavitud era necesaria para realizar trabajos intensivos en las obras públicas o las plantaciones. Sin esa mano de obra forzada, no podían arrancar las grandes infraestructuras públicas. Los campesiones asimilaron su pobreza como necesaria, del mismo modo que les parecía natural que hubiese ricos.
También hubo una completa sumisión de la mujer al hombre y a la unidad familiar. La mujer fue apartada de la vida pública.
Producían 10.000 calorías al día.

En torno al año 500 AC, surgieron varias ideologías completamente disruptivas que desafiaron el control absolutista de Agraria (sociedades comunes con los mismos valores). Filósofos griegos, pensadores moralistas como Confuncio y luego los religiosos Jesús y Mahoma se enfrentaron a las contradicciones de la sociedad agraria, profundamente desigual,  e intentaron hacer a todos iguales. Aunque esas ideologías fueron absorbidas por las élites (por ejemplo, Roma asimiló el Cristianismo), en el fondo ya se había dado un paso más lejos, lo que conformó la época actual.

De la evolución de dicho pensamiento surge una nueva sociedad, la Industria del carbón y otras fuentes de energía dispararon la producción desde 30.000 calorías a cientos de miles.