"Economía básica: libros de introducción a la Economía". Resúmenes

"Economía básica: libros de introducción a la Economía".


 Resúmenes de E.V.Pita (2013)

Resúmenes y selección de los libros divulgativos sobre la introducción a la economía general. Los autores más contemporáneos.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


"El economista camuflado", Tim Harford


Sociología: estructura economica

Resumen por E.V.Pita (2011)

Título: "El economista camuflado". La economía de las pequeñas cosas.
Título original: "The undercover Economics"

Autor: Tim Harford
Año de publicación: 2006
Editorial en España: Ediciones Temas de Hoy


ÍNDICE
1. ¿Quién paga tu café?
2. Lo que los supermercados no quieren que sepas
3. Los mercados perfectos y el "mundo de la verdad"
4. El tráfico urbano
5. La verdad secreta
6. Una locura racional
7. Los hombres que no conocía el valor de nada
8. Por qué los países pobres son pobres
9. Cerveza, patatas fritas y globalización
10. Como China se hizo rica

Resumen: Tim Harford usa un lenguaje ajeno para explicar por que el café de la cadena Starbucks vale 3 dólares, el triple de lo normal, y la gente lo paga. La razón es sencilla: se ubica en el mejor lugar de la ciudad, el más transitado, en el que el metro cuadrado se dispara pero la gente tiene tanta prisa que acepta pagar 3 dólares por beber algo caliente.

Pero luego habla de cosas muy interesantes: qué información sacan los vendedores con los clientes que están dispuestos a pagar 50 centimos más por una dosis de crema o un capuccino con canela.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


"Freakonomics", de Steven D. Levitt y Stephen J.Dubner (2005)

Sociología, economía de mercado, psicología social, estadística aplicada a la economía

Resúmenes, comentarios y anotaciones de E.V.Pita, licenciado en Sociología y Derecho

Ver resumen original y actualizado en:
 http://evpitasociologia.blogspot.com/2013/08/freakonomics-de-steven-d-levitt-y.html

Título: "Freakonomics"
Subtitulo: Un economista políticamente incorrecto explora el lado oculto de lo que nos afecta.
Autores: Steven D. Levitt y Stephen J.Dubner
Fecha de publicación: 2005

Editorial en español: Ediciones B

Texto de la contraportada:
"¿Qué resulta más peligroso, una pistola o una piscina? ¿Qué tienen en común un maestro de escuela y un luchador de sumo? ¿Por qué continúan los traficantes de drogas viviendo con sus madres?
Quizás estas no sean las típicas preguntas que fórmula un economista, pero Steven D.Levitt no es Un economista típico. Se trata de un especialista que estudia la esencia y los enigmas de la vida cotidiana y cuyas conclusiones, con frecuencia, ponen patas arriba la sabiduría convencional.
A través de ejemplos prácticos y una sarcástica perspectiva, Levitt y su coautor, Stephen J. Dubner, demuestran que la economía, en el fondo, representa el estudio de los incentivos: el modo en que las personas obtienen lo que desean, o necesitan, especialmente cuando otras personas desean o necesitan lo mismo.
En Freakonomics, ambos se proponen explorar el lado oculto de las cosas: el funcionamiento interno de una banda de traficantes de crack, la verdad acerca de los agentes inmobiliarios, los mitos de la financiación de las campañas electorales….  El hilo conductor de estas historias es la creencia de que el mundo moderno, a pesar del exceso de confusión, no es inescrutable y, si se formulan las preguntas adecuadas, resulta incluso más fascinante de lo que pensamos.
Una obra divertida e interesante, con ejemplos sorprendentes; un libro singular que analiza el trasfondo de muchas de nuestras decisiones cotidianas demostrando que las leyes económicas pueden explicar el porqué de muchas de nuestras acciones y de aquellos acontecimientos que nos parecen sorprendentes.
Steven Levitt, mediante un pensamiento endemoniadamente inteligente y sagaz, nos muestra cómo ver a través del caos; literalmente redefinirá el modo en que vemos el mundo moderno.
Su página web es www.freakocomics.com "

ÍNDICE



Introducción. El lado oscuro de las cosas.

1. ¿Que tiene en común un maestro de escuela y un luchador de sumo?

2. ¿En qué se parece el Ku Klus Klan a un grupo de agentes inmobiliarios?

3.  ¿Porque continuaban viviendo los traficantes en casa de sus madres?

4. ¿ A donde han ido todos los criminales?

5. ¿Que hace perfecto a un padre?


6. El cuidado perfecto de los hijos o ¿ Tendría una Roshanda un olor tan dulce y su nombre fuese otro


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Robert Castel; evolución del taylorismo, al fordismo y el toyotismo. / Malika Litim


Sociología, organización del trabajo

Resumen anotado por E.V.Pita (2011)

Extraído de "El estado del mundo, 2011" / Akal, 2011 / Articulo de Malika Litim, psicóloga del trabajo de la universidad de París 13: "El neoliberalismo contra el trabajo humano".

Litim habla de 3 tipos de organización moderna del trabajo:
 - el taylorismo. Siglo XIX. Frederick W. Taylor propuso la separación entre la concepción del trabajo y su ejecución. Esto fue clave para el capitalismo industrial. División de trabajo, en la que el empresario domina el proceso de producción.
Efecto: los inmigrantes sin preparación accedieron a un empleo y salario.
Consecuencias (según el sociólogo Robert Castel): a finales de la Segunda Guerra Mundial, las organizaciones aprobaron derechos y protecciones al trabajador. El trabajador tenía un nivel aceptable de ingresos.

- el fordismo. Principios del siglo XX. Henry Ford impuso la ganancia de tiempo, por lo que la productividad era el factor determinante. Origen de la standarización y de la producción en serie o de la producción en masa y consumo en masa.
Efecto: creó redes de subcontratas para amortiguar las fluctuaciones de la demanda.
Consecuencias (según el sociólogo Robert Castel): similar al anterior.

-el toyotismo. Finales del siglo XX. Taiichi Ono, de Toyota, corrigió la estandarización y ofreció una gama de productos más diversificada y adaptada a gusto de consumidores. Es el origen del "just on time" (justo a tiempo). La producción se organiza para producir lo que quiere el cliente y cuando éste lo quiere. Otros conceptos son "lean production" (lo más exacta posible) o re-engineering (reducción de costes y subcontratación), principio de calidad total.
Efecto: multiplicó los contratos temporales y precarios.
Consecuencias (según el sociólogo Robert Castel): a principios del siglo XXI, surgió un nuevo tipo de trabajador pobre cuya precariedad no era pasajera sino su condición social.

División de trabajo redujo la motivación. La mejora de las condiciones laborales y el reconocimiento motivaron al trabajador del siglo XX pero en el XXI la gestión es jerárquica e imperativa e impone objetivos imposibles de cumplir, medios insuficientes, plazos irreales... lo que generó estrés y fatiga mental, acoso moral e incluso agresiones por parte del público. Hay una obligación de obtener resultados.
Resultado: engaños a los clientes para cumplir objetivos, no declaración de accidentes para cumplir normativa de calidad, etc...

................

Otros textos del sociólogo francés Robert Castel sobre lo mismo:
El siguiente texto ha sido extraído de la entrevista: Reflexiones sobre la relación: Estado, mercado, neo-liberalismo, trabajador móvil y seguridad social
http://www.enredando.org.ar/noticias_desarrollo.shtml?x=26181

¿Cuál es el grado de repercusión del neo-liberalismo en la protección social?Detrás de esta gran transformación de la protección social a nivel mundial está el efecto de la salida del capitalismo industrial. El pasaje del capitalismo industrial hacia un nuevo nivel de capitalismo, que es más bien un capitalismo financiero y no industrial y que ejerce su hegemonía a nivel mundial es una de las causas de la desestructuración de la protección social por parte del Estado.
Esta transformación empezó a hacer sentir sus efectos hacia mediados de los años 70, pero no fuimos inmediatamente conscientes de la amplitud que tenia. Hemos sido sensibles primero al desempleo masivo que se desarrolló y a la precarización de las condiciones de trabajo, que son fenómenos importantes, pero con un poquito de perspectiva empezamos a entender que más allá de este desempleo masivo y esa precarización hay sin duda un proceso más profundo que está en juego, que es a la vez un proceso de descolectivización y de reindividualización y que juega en varios niveles.
A nivel de la organización del trabajo, asistimos a una individualización de las tareas que exige la movilidad, la adaptabilidad y la toma de responsabilidades por parte del trabajador. En lugar de la organización colectiva y jerarquizada del trabajo del capitalismo industrial, el capitalismo financiero exige una implicación personal del trabajador, de los "operadores" , como se dice actualmente, en la constitución de pequeñas unidades de trabajo que administran ellas mismas su producción. En esta instancia el convenio colectivo de trabajo puede quedar completamente disuelto dentro de ese trabajo en red donde los trabajadores se conectan durante el tiempo de realización de un proyecto y luego se desconectan una vez que el proceso se ha llevado a cabo sin necesidad de reconectarse nuevamente ni de tener que ocupar el mismo espacio, ya que uno se puede conectar a la distancia por intermedio de la informática.
Desde luego, no todo el mundo del trabajo está organizado en esa forma, hay todavía formas de taylorismo en algunos sectores o de nuevo taylorismo, pero son los sectores más dinámicos o que ejercen presión sobre los demás. Incluso empresas que existen hoy en día están profundamente trasformadas por esta nueva organización del trabajo, ya que están terciarizadas y apelan al modelo de trabajador intermitente. El trabajo se hace dentro de estas unidades, y no ya a través de grandes cadenas de montaje; el trabajador también esta individualizado y puesto en competencia con otros. Un ejemplo de esto es la fábrica Peugeot, que en un momento fue un gran bastión del capitalismo industrial.
Me gustaría agregar un último punto que es la cuestión de si es posible luchar contra este proceso de desregulación y promover seguridades sociales mínimas para todos. Yo creo que hay que partir del hecho de que se produjo algo irreversible desde hace unos 20 o 25 años en nuestras sociedades, a partir del momento en el que se empezó a hablar de la crisis que corresponde sin duda a una mutación del capitalismo, por la salida del capitalismo industrial. Yo creo que hay que tomar conciencia de que no se pueden conservar las formas de organización del trabajo y las protecciones vinculadas al trabajo que estaban asociadas al capitalismo industrial. Si queremos ser lúcidos, no vamos a volver más de las mutaciones tecnológicas que se produjeron en los últimos años, no vamos a volver tampoco de la mundialización del intercambio y a las formas exacerbadas de la competencia internacional.
Parece que estamos obligados a tener en cuenta que esta nueva puesta en movilidad de la sociedad, aún cuando no nos guste, nos obliga a volver a tomar en serio la existencia del mercado, porque el mercado esta ahí para quedarse y no se puede pensar en una sociedad moderna sin esa presencia fuerte del mercado. Entonces la cuestión que habría que plantearse es si se puede, aceptando al mercado, encuadrarlo,  "domesticar" al mercado por medio de procesos de regulación social que sean capaces de imponer nuevas seguridades, nuevas protecciones.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"El cisne negro", de Nassim Nicholas Taleb (2007)


Sociología, estructura económica, estadística para las Ciencias Sociales

Resumen, comentarios y anotaciones de E.V.Pita, licenciado en Sociología y Derecho

Título: "El cisne negro"
Subtitulo: El impacto de lo altamente improbable.
 Título original: "The Black Swan".
Autor: Nassim Nicholas Taleb
 Fecha de publicación: 2007

INDICE

Primera Parte
La antibiblioteca de Umberto Eco o de cómo búscamos la validación
1. Aprendizaje de un escéptico empírico
Anatomía de un cisne negro
La historia y el terceto de la opacidad
Los grupos
Cuatro kilos y medio después
2.El cisne negro de Yevguenia
3. El especulador y la prostituta
El mejor (peor) consejo
Cuidado con lo escalable
La escalabilidad y la globalización
Viajes al interior de Mediocristán
4. Los mil y un días o de cómo no ser imbécil
Cómo aprender del pavo
Breve historia del problema del Cisne Negro
5. La confirmación, la dichosa confirmación
No todos los zoogles son boogles
El empirismo negativo
6. La falacia narrativa
De las causas de un rechazo a las causas
Partir el cerebro en dos
Recuerdo de las cosas no tan pasadas
Equivocarse con una precisión infinita>
Lo sensacional y el Cisne Negro
Los atajos
7. Vivir en la antecámara de la esperanza
La crueldad de los iguales
El desierto de los tártaros
8. La suerte a toda prueba de Giacomo Casanova: el problema de las pruebas silenciosas
La historia de los fieles ahogados
El cementerio de las letras
Un gimnasio para ratas
Lo que se ve y lo que no se ve
La protección estilo teflón de Giacomo Casanova
Soy un Cisne Negró: el sesgo antrópico
La falacia lúdica, o la incertidumbre del estudioso obsesivo
Tony el Gordo
Almuerzo en el lago Como
Resumen de la primera parte
Segunda Parte
Simplemente no podemos predecir
De Yogui Berra a Henri Poincaré
10.El escándalo de la predicción
11. Como buscar caca de pájaro
12.La epistemocracia, un sueño
13.Apeles, el pintor o qué hacemos si no podemos predecir
Tercera Parte
14. De Mediocristan a Extremistan, ida y vuelta
15.La curva de campana, ese gran fraude intelectual
Lo gaussiniano y lo mandelbrotiano
El monstruo medio de Quetelet
16. La estética de lo aleatorio
17. Los locos de Locke o las curvas de campana en los lugares equivocados
18.La incertidumbre del farsante
Cuarta Parte
19.Mitad y mitad o cómo ser ecuánime con el Cisne Negro


Texto de la contraportada del libro

"¿Qué es un cisne negro? Para empezar es un suceso improbable, sus consecuencias son importantes y todas las explicaciones que se puedan ofrecer a posteriori no tienen  en cuenta el azar y solo buscan encajar lo imprevisible en un modelo perfecto. El éxito de Google y You Tube y hasta el 11-S son "cisnes negros". Para Nassim Nicholas Taleb, los cisnes negros son parte integrante de nuestro mundo, desde el auge de las religiones hasta los acontecimientos de nuestra vida personal.

Por qué no podemos idéntificar este fenómeno hasta que ya sucedió? Según  el autor, ello se debe a que los humanos nos empeñamos en investigar las cosas ya sabidas, olvidándonos de lo que desconocemos. Ello nos impide reconocer las oportunidades y nos hace demasiado vulnerables al impulso de simplificar, narrar y categorizar, olvidándonos de recompensar a quienes saben imaginar lo imposible.

Elegante, sorprendente y con reflexiones de alcance universal, El cisne negro transformara nuestra manera de mirar el mundo. Taleb es un escritor ameno, ingenioso e irreverente, con un profundo conocimiento de temas tan dispares como la ciencia cognitiva, el mundo de los negocios y la teoría de la probabilidad. De hecho, El cisne negro es autentico cisne negro en sí mismo".

......................

RESUMEN COMENTADO (E.V.Pita)

Nota del lector: el resumen es aproximado debido a que, en este caso, se ha hecho de memoria tras la lectura del libro. Para ampliar conceptos o una mayor comprensión, consultar el libro.

Lo más sorprendente es que este libro escrito en 2006 y publicado en 2007 está familiarizado con los problemas que causaron la crisis pese a que aún no había estallado.

El argumento principal del libro consiste en comparar la curva de Gauss ( de la que deriva la estadística de la media, la desviación típica, la varianza, la correlación y la regresión) y los fractales de Mandelbrot. Según Taleb, las curvas de Gauss no explican sucesos que se salen de la media inesperadamente mientras que los fractales sí predicen donde puede haber un suceso inesperado. Pone el ejemplo de la distribución de la riqueza en un país donde la media de ingresos es de 20.000 dólares anuales por ejemplo. Sin embargo, realmente la mayoría gana 5.000 dólares, un pequeño porcentaje 10.000, otra fracción minúscula 25.000 y solo 3 individuos facturan 1 millón, y aún así la teoría fractal predice que aún puede haber algún tipo más que gane 2 millones. Lo que viene a decir Taleb es que la realidad no se corresponde con la media aritmeticac de la estadística convencional sino que se descubre mejor con las "órbitas" fractales. [Nota del lector: al igual que cada planeta se asienta en una órbita, en la única posible y no en ninguna otra, lo mismo ocurre con los salarios, las víctimas de una guerra, la distribución de rentas o la venta de libros donde cien libros venden mil ejemplares y otro un millón]. Estos niveles fractales también predicen la posibilidad de guerras con el doble o triple de víctimas que la Segunda Guerra Mundial del mismo modo que puede haber un millonario diez veces más rico que Bill Gates aunque de momento no lo haya.

Otra de sus tesis es que los tipos con suerte en la Bolsa o en el Juego en realidad son los únicos supervivientes respecto a otros miles de perdedores. Habría un mecanismo similar a la evolución, los que están es porque han sobrevivido frente a otros miles que se extinguieron. De ahí se deduce que no se puede dar por cierto frases como la "suerte del novato" porque eso lo dicen los jugadores que no se han retirado por haber tenido suerte desde el inicio. Los perdedores abandonaron hace tiempo. Pone el ejemplo de Casanova que sobrevivió a múltiples enredos y deudas y pudo contarlo en un libro, un caso único entre otros miles de aventureros que acabaron en la cárcel.

Taleb también explica que existen dos términos para definir lis sucesos que repiten y son predecibles (Mediocristán) de otros que se salen de la norma (Extremistan). Si usted quiere ganar mucho dinero  debe apostar por operaciones de  riesgo, nada de fondos de inversiones seguros. Para ganar mucho debe aguantar las pérdidas durante mucho tiempo. Eso fue lo que aprendió Taleb durante su paso por Wall Street.

El autor también diferencia entre azar (suerte, completamente impredecible) y aletoriedad (posibilidad de que salgan cara o cruz, sujeto a una probabilidad). Sin embargo, cree que los "cisnes negros" no son tan inesperados como se pensaba hasta ahora sino que su aparición era probable, aunque difícil.

Otra de las cuestiones que ha descubierto es que los "cisnes negros" están sujetos a una escala o proporción fija que oscila entorno al 1,5. Por ejemplo, la diferencia salarial entre un nivel y otro sería del 1,5. Así si uno gana 2, el nivel superior 3, el siguiente 4,5, y sucesivamente 6.75, 10, 15, 22, 33, 48, 72, 108, 162, 241, etc... En cada uno de esos niveles es probable encontrar un salario por lo que sería raro pero no improbable que algún ejecutivo ganase 360, cien veces más que un empleado del segundo nivel más bajo. Lo mismo para las ganancias y las pérdidas en Bolsa, las ventas de un best-seller o las víctimas de una guerra. Por tanto, su teoría es que los sucesos raros y que se salen de la norma no son impredecibles porque están ahí.


---------------


Comentarios de Nicholas Taleb a la obra de Hayek

Fuente: "El cisne negro"

Parte 2 "Para Hayek, una autentica previsión se hace orgánicamente por medio de un sistema, no por decreto. Una única institución, por ejemplo, el planificador central, no puede agregar los conocimientos precisos: faltarán muchos fragmentos importantes de información. Pero la sociedad en su conjunto podrá integrar en su funcionamiento estas múltiples piezas de información. La sociedad como totalidad piensa fuera de lo establecido. Hayek atacaba el socialismo y gestionaba la economía como un producto de lo que he llamado conocimiento del estudioso obsesivo o platonicidad: debido al crecimiento del conocimiento científico, sobreestimamos nuestra capacidad para entender los sutiles cambios que acontecen en el mundo, así como la importancia que hay que dar a cada uno de ellos. Hayek llamó acertadamente a este fenómeno cientifismo.

Esta dolencia está gravemente integrada en nuestras intuiciones, motivo por el cual temo tanto a los gobiernos como a las grandes empresas ( resulta difícil distinguir a unos de otros). Los gobiernos hacen previsiones las empresas realizan proyecciones: todos los años, diversos analistas proyectan el nivel de los tipos de interés de las hipotecas y el estado se la Bolsa para el final del año siguiente. Las empresas sobreviven no porque hayan hecho buenas previsiones sino porque han tenido suerte. Los consumidores podemos dejar que prevean todo lo que quiera si eso es lo que necesitan para trabajar pero las empresas pueden quebrar cuantas veces quieran, ya que subvencionando a los consumidores trasfieren su riqueza a nuestro bolsillo. El estado es algo más serio y debemos asegurarnos de que no corremos con los gastos de su locura. Como individuos, nos debería encantar el libre mercado, porque quienes operan en él pueden ser tan incompetentes como quieran.

La única crític que se le puede hacer a Hayek es que establece una diario con tajante de carácter cualitativo entre las ciencias sociales y la física. "

Capítulo 13
Razones por las que no podemos predecir ni averiguar qué es lo que pasa: a) la arrogancia epistemica y nuestra correspondiente ceguera ante el futuro b) la idea platónica  de las categorías o de las personas que se ven engañadas por las reducciones, en particular si poseen un titulo académico en una disciplina libre de expertos y c) unas herramientas de inferencia defectuosas ("fontanería" de los mediocres ).

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Resumen de: "Lucro Sucio", de Joseph Heath (2009)


El resumen original y actualizado está en el siguiente link:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2014/10/lucro-sucio-de-joseph-heath-2009.html

Resumen y anotaciones por E.V.Pita, licenciado en Derecho y Sociología

Sociología, cambio social, capitalismo, crecimiento económico, contracultura, introducción a la Economía


Título:  "Lucro Sucio"
Subtítulo: "Economía para los que odian el capitalismo"

Título original: "Filthy Lucre. Economics for People Who Hate Capitalism"

Autor: Joseph Heath

Fecha de publicación en inglés: 2009

 Editorial en español: Santillana Ediciones Generales

................................................................................................................................

Biografía oficial de Joseph Heath (hasta el 2009)

Joseph Heath es profesor asociado en la Universidad de Toronto, donde enseña en el Departamento de Filosofía y en la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas. Es autor de cuatro libros, entre ellos el best seller internacional Rebelarse Vende (Taurus, 2005). Vive en Toronto

................................................................................................................................

Resumen de la contraportada

"Los economistas tienen mala fama. No solo asumen que todo el mundo es interesado y amoral sino que casi siempre son absolutamente partidarios de la economía de mercado. De ahí que la mayoría de la gente que no comparte esas ideas tienda a ignorar cualquier cosa que le diga un economista.

Quienes saben poco del tema - el contribuyente medio y la mayoría de los políticos y periodistas - hablan a diario basándose en ideas preconcebidas y falsas. Pero incluso para la gente más preparada, la economía es un campo minado de falacias y errores.

En un momento de inestabilidad sin precedentes, este libro sirve de contrapunto a todas las falsas creencias acerca de nuestra maltrecha economía. Heath, coautor del best seller internacional "Rebelarse vende", muestra qué hay de erróneo en la idea de que el capitalismo obedece a un orden natural o que cualquier reducción de impuestos es buena, y explica a la izquierda por qué debemos resistir la tentación de jugar con los precios o por qué la búsqueda de beneficios no es tan mala. Tras desmontar las seis falacias económicas de la derecha, Heath se lanza contra las seis de la izquierda. Al final, ninguna vaca sagrada queda en pie.


.............................................................................................................................

ÍNDICE

Primera parte

Falacias de derechas

 1. El capitalismo es natural
     
Por qué el mercado en realidad depende del Gobierno

2. Los incentivos importan

....excepto cuando no importan

3. La evidente falacia del mundo sin fricciones

Por qué más competencia no es siempre lo mejor

4. Los impuestos son demasiado altos

El mito del Gobierno como consumidor

5. Poco competitivo en todo

Por qué la competitividad internacional no es importante

6. Responsabilidad personal

Cómo el derecho malinterpreta el riesgo moral


Segunda parte

Falacias de izquierdas

7. La falacia del precio justo

La tentación de retocar los precios y por qué hay que resistirse a ella

8. La búsqueda "psicopática" del beneficio

Por qué hacer dinero no es tan malo, después de todo

9. El capitalismo está condenado

Por qué es poco probable que el "sistema" se derrumbe (a pesar de que parezca lo contrario)

10. Igualdad salarial

Por qué tiene que haber trabajos que den asco, en todos los sentidos

11. Compartir la riqueza

Por qué el capitalismo produce tan pocos capitalistas

12. Igualar por lo bajo

Cómo no promover la igualdad

................................................................................................................................. 

Reseña y resumen

Joseph Heath se ha especializado en desmitificar la sociedad de consumo y el "postureo" de los activistas sociales,intelectuales de izquierdas con pipa y ecologistas. En este libro, arranca con la sorpresa que tuvieron los espectadores cuando vieron Blade Runner en los años 80 y se toparon con un gran cartel luminoso de publicidad en Los Ángeles del 2019. Nadie se esperaba que el capitalismo durase tanto y siguiese ahí en la Ciencia-Ficción. Heath añade que a pocos les gusta el capitalismo realmente es lo que ha generado más riqueza para todos, en general. Como dijo J.K. Galbraith: "La economía no le gusta a nadie pero satisface a todos". Pero a la gente le queda instintivamente la sospecha de que hay algo inmoral en vender más caro un paraguas si llueve, cobrar más por una cosa en tiempos de escasez, un principio básico para generar beneficios.

El autor sostiene que fuera de los economistas la gente no comprende cómo funciona la economía de mercado, ni siquiera los políticos, activistas sociales o periodistas. Cuando los conservadores insisten en que los impuestos lastran el crecimiento no entienden realmente cómo funciona todo. Sostiene que para entender cómo funcionan los mercados se necesita un bagaje teórico básico (las matrices de la producción de Leontief o los teoremas del hiperplano separador, son necesarios para comprender el precio de la leche) pero que la mayoría de la gente es "analfabeta" respecto a la Economía. Libros como "El economista camuflado" o "El economista en pijama" son una especie de introducción a la Economía para pobres. Critica a Naomi Klein por centrarse en los dramas anecdócticos de una cooperativa argentina y no ir al centro teórico del problema económico sobre cooperativas para comprender por qué no funcionan. Y añade que las discusiones iniciadas con Karl Marx siguen vigentes.

Luego arremete contra falacias de la izquierda como que fumar es malo o reciclar papel es bueno. Dice que un economista lo mira todo primero en función de los costes y los beneficios. Por ello, fumar produce cancer de pulmón, lo que evita que la gente se muera de otra cosa. Al igual que los cinturones de seguridad de los coches, al salvarse más gente aumentan los casos de cáncer porque más gente llega a vieja. O el caso de reciclar papel, que elimina bosques porque no hay incentivos para plantarlos. Sería más eficiente enterrar el papel usado en el fondo de una mina, porque se eliminaría CO2 de la atmosfera.

(seguirá el resumen)



xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


"Pregúntale al economista camuflado", de Tim Harford.


Sociología, teoría del mercado, teoría de juegos


"Pregúntale al economista camuflado"
Tim Harford.
Ed. Temas de Hoy.
2009

Crítica y resumen por E.V.Pita

Estimado economista camuflado: La publicación de tu trilogía (
El economista camuflado, La lógica oculta de la vida y Pregúntenle al economista camuflado) me ha reportado ciertos ingresos como crítico literario. Puesto que he recomendado su lectura, ¿no crees justo que cobre una jugosa comisión por haber contribuido a engordar tus derechos de autor? Así empezaría cualquiera de las casi 200 cartas que responde el periodista Tim Harford, del Financial Times, en su jocoso ensayo Pregúntale al economista camuflado. Sus divertidas recetas no son desdeñables, ha vendido un millón de ejemplares con su primer libro, donde desvela por qué la gente paga tres dólares por un capuccino en las cafeterías Starbucks.

Da la clave económica de la vida cotidiana: la gente se rige por  la opción más racional para sus intereses.
Nos comportamos como Hommer Simpson, y no como el señor Spock, porque seguimos reglas invisibles del mercado y la teoría de los juegos.
En
Pregúntale al economista camufl ado, un lector expone que su empresa le sufraga un billete a Nueva York y él invitará a su novia si ella se paga su vuelo. Harford le responde: "Tu estrategia de tacañería es rentable... para una relación poco duradera". Otra carta pregunta sobre los orgasmos fingidos de la pareja («haz como si  los creyeses"). Otro pide consejo para gastar cien millones de la lotería ("págame mi comisión"), dos estudiantes quieren aprobar sin estudiar ("bajad el nivel del aula con fiestas") y un vago se lamenta porque paga el gimnasio y nunca va ("¿apostamos mil libras?"). Harford se basa en teorías que merecieron el premio Nobel.
Sigue la estela de Freaknomics, que indaga sobre los bajos salarios del hampa. Humor rentable.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"Adáptate", de Tim Harford (2011)


Sociología, estructura económica, estructura de las organizaciones, cambio social, bioeconomía

Resumen y comentarios de E.V.Pita, licenciado en Sociología y Derecho.

Título: "Adáptate"
Título original: "Adapt"
Autor: Tim Harford
Fecha: 2011
Editorial para español: Temas de Hoy, Editorial Planeta


ÍNDICE

1. La adaptación
2. El conflicto o cómo aprenden las organizaciones
3. La elaboración de nuevas ideas importantes o la variación
4. El descubrimiento de lo que sirve para los pobres o la selección
5. El cambio climático o el cambio de las reglas con éxito
6. La prevención de las crisis financieras o el desacoplamiento
7. La organización adaptadora

Texto de la contraportada del libro
"Estar dispuesto a fracasar es el primer paso esencial para aplicar las ideas de este libro a la vida cotidiana. En un mundo cada vez más complejo y cambiante, el economista Tim Harford nos descubre un camino revolucionario para resolver por nosotros mismos los grandes problemas que acechan al mundo de hoy: el método de ensayo-error, que implica que detrás de cada éxito siempre existe una serie de fracasos que lo han hecho posible.
La experimentación, la búsqueda de nuevas ideas, la valentía de asumir el riesgo de equivocarnos y la habilidad de aprender de cada fracaso determinan nuestra capacidad de adaptación y posibilitan el hallazgo de soluciones a cada obstáculo que se interpone en el desarrollo de la sociedad o de nuestro día a día.
Partiendo de este sencillo pero esencial e innovador método, Tim Harford analiza diversos temas de la actualidad, desde la crisis bancaria hasta el cambio climático, pasando por los conflictos armados o la lucha contra la pobreza, y nos ofrece las claves de cómo se afrontan estas dificultades, qué tienen en común y por qué cuando se resuelven nos parecen que se ha producido una especie de milagro. Este libro trata sobre estos milagros y cómo conseguir que sucedan más a menudo".

RESUMEN
En el primer capítulo, habla de algunos generales exitosos en Irak, que se vieron obligados a hacer cambios en el terreno para adaptarse a las circunstancias y sobrevivir obviando lo que se decidía en las cúpulas del alto mando a miles de kilómetros. El problema, dice Harford, es que una cadena de mando centralizada con visión global del problema a veces no funciona porque le falta retroalimentación (que alguien diga lo que no funciona y que eso sea admitido con naturalidad y profesionalidad y no como una oposición al mando).

Los principios de Palchinsky
También recupera la figura del economista Palchinsky, que fue asesinado por Stalin tras advertirle de los problemas medioambientales de sus presas faraónicas y sus planes quinquenales para industrializar la URSS. Palchinsky era lo que necesitaba la URSS para retroalimentarse y aprender de sus errores, pero ese paso fue obviado.
Los principios de Palchinsky son tres:
1) Buscar ideas nuevas e intentar cosas nuevas. Principio de variación.
2) Intentar algo nuevo, hacerlo a una escala en la que se pueda sobrevivir al fracaso. Principio de selección.
3) Practicar la retroalimentación y aprender de los propios errores.

En el resto del libro repasa diversos fracasos y por qué sucedieron.

En el capítulo 2, Harford examina la comunicación en la cadena de mando y de los políticos en guerras de Vietnam, Irak o Afganistán donde las tropas norteamericanas cosecharon tanto éxitos como fracasos así como la crisis de los misiles de Cuba.
 En el caso de la etapa Kennedy, Harford dice que el desastre de la bahía de Cochinos se explica porque las decisiones fueron consultadas por un reducido círculo del presidente mientras que en la crisis de los misiles de Cuba, Kennedy oyó un abanico de distintas opiniones que le permitieron elegir la más sensata.
[Nota del lector: el libro "Colapso", de Diamond, muestra la foto del gabinete de Kennedy y dice lo mismo, que el presidente en la crisis de Cuba prefirió tener a su lado un grupo de gente que le diese distintas opiniones].

En la etapa de Johnson y McNamara en los años primeros del conflicto de Vietnam, Harford cree que se volvió a una toma de decisiones altamente jerarquizada y centralizada de forma que nadie quería darle las malas noticias al jefe, que apostaba por tener una "visión global" pero solo recibía de McNamara las noticias que queria oír.
Como tercer ejemplo, Harford examina la guerra de Irak, donde volvió a funcionar la cadena de mando altamente jerarquizada y con "visión global". Mientras la ocupación permanecía estancada, Rummfell se negaba a admitir la presencia de insurgentes, hecho que a pie de calle era evidente, pues los americanos vivían aislados en bases. El mando McMaster, vencedor de la batalla 73 Easting (7 carros de combate americanos destruyeron 90 de Sadam Hussein al sorprenderlos en pleno desierto), fue al primero que se le ocurrió la idea de establecer puestos a lo largo de la ciudad para garantizar la seguridad frente a actos terroristas de la insurgencia que también mataban a civiles. El experimento funcionó a pesar de que contradecia al mando y todos lo adoptaron como mejor fórmula. Por su parte, Harford recuerda que el general Petraus siempre estuvo a favor de oír críticas para mejorar la eficiencia.
Harford menciona al economista neoliberal y premio Nobel Hayek, quien creía que la mayoría de la gente sobreestimaba el valor del conocimiento centralizado y solía pasar por alto el "conocimiento de las circunstancias concretas de espacio y tiempo".

En el capítulo 3, Hardord pone como ejemplo varios diseños industriales que triunfaron, algunos de ellos estimulados por premios. Uno de ellos fue la fabricación del avión Spitfire, de la RAF, y que ganó la Batalla de Inglaterra contra Hitler. Inicialmente, la doctrina de los planificadores era construir bombarderos [algo que le fue bien a EEUU en la IIWW] pero el ministerio de la Guerra se interesó por el Submarine y apostó por el experimento de fabricar un caza de combate tan ágil y práctico por la módica suma de 10.000 libras.
Esta nueva tecnologia innovadora se llama "cisne negro" [Ver el libro de Nasim Taleb "Los Cisnes Negros"], como el desarrollo de los números imaginarios que permitieron siglos después inventar la televisión o cuando el despistado Fleming rescató de la basura una prueba con bacterias que habían sido eliminadas por el hongo de una monda de naranja , de la que surgió la penicilina.
De ahí que, además del plan A, hay que dejar espacio para los planes B,C o D, lo que se llama "sección de proyectos especiales" para diseñar aviones como el U2 o el Blackbird.
Otro de los factores de innovación es el "fracaso gratuito" que han puesto en marcha compañías de Internet para abrir sus códigos fuente para que otros resuelvan los errores de programación. Las ideas de Silicon Valley son más baratas que otros modos de producción a gran escala y costosos como la vacuna del sida, descubierto en 1984.
El problema, dice Harford, es que para patentar algo o sacar un producto, cada vez se tarda más años en vez de menos, a la vez que exige más investigadores y recursos. Por ello, la vida productiva de los científicos se ha reducido porque emplean muchos años en formarse y especializarse. Pone como prueba el desarrollo de videojuegos: antes tardaban unos años, la cuarta versión del Élite lleva casi una década en desarrollo y requiere decenas de millones de dólares. El Spitfire entró en servicio en 7 años, el F-22, en 25. Y la prueba definitiva: el Boeing 747, de los años 60, sigue surcando los cielos en el 2012, en vez de plataformas voladoras u otros ingenios espaciales. Las patentes también son más caras, lentas y algunas son tan tontas que nadie se explica cómo las han admitido y, lo que es peor, alguien ya la habia registrado antes.
Por eso, algunos laboratorios han creado unos departamentos como el NIH tienden a becar proyectos racionales que no se salen de la ortodoxia o que son poco arriesgados pero algunos usan el dinero para ensayar y errar. Si les sale bien, son felicitados por su audacia. Por eso han inventado el NHMI para desarrollar proyectos flexibles en los que los becados deben demostrar que han hecho esfuerzos durante 5 años aunque cosechen fracasos.
Otra forma para innovar son los premios, como el de fabricar un medidor de longitud o una lata de conserva o la convocatoria de Netflix para mejorar un software, el dinero que donan grandes fortunas para curar la malaria o la idea de crear un espaciopuerto en Mojave para naves espaciales de turistas. Otro estímulo del Nobel.

En el capítulo 4, Harford estudia los proyectos de desarrollo para vencer la pobreza.

Uno de ellos es el microcrédito que ensayó Yunus el Grameen Bank en 1976 en Bangladesh y que mereció el Premio Nobel de la Paz. Primero propuso dar capital para cultivar campos de la periferia pero tras una cosecha récord los campesinos no le pagaron su parte. El siguiente intento fue prestar un dólar a 42 familias para comprar materias primas y fue un éxito del método de ensayo-error.

Otro ejemplo es PlayPump (bomba de riego conectada a un juego infantil que elimina la dependencia de las bombas eléctricas). Llegó a ganar un premio del Banco Mundial pero es ineficiente en Malawi, dice el autor, y solo funciona cuando un extranjero saca una foto y los niños se alborotan y juegan. La bomba manual es 7 veces más rápida. Quizás funcione mejor como balancín pero ahora los donativos van a un pozo sin fondo.

Otro asunto son los consejos  bienintencionados de los médicos, algunos tan desastrosos como recomendar que los bebes duerman boca abajo. Murieron 60.000 en 48 años. Esto revela que es necesario hacer pruebas médicas para elegir o desechar tratamientos como quiso hacer Jan Baptist van Helmont para refutar la eficacia de las purgas y sangrías. Luego, lo intentó el cirujano James Lind, que repartió frutas entre 36 marineros con escorbuto, solo mejoraron los que probaron limones. Este creía que la enfermedad tenía relación con la cerveza porque la primera empezaba cuando se agotaban las existencias de cerveza... al final de la travesía. Lo de hacer experimentos con los pacientes plantea cuestiones éticas cuando se repita el experimento porque todos los pacientes exigirían ahora que los tratasen con limón. Hacer pruebas requiere un comité de ética pero prescribir uno u otro arbitrariamente sin tomar nota de los resultados...no.

El siguiente epígrafe se refiere al doctor Cochrane, que publicó Effectiveness and Efficiency y la biblioteca Cochrane que se vale de 28.000 investigadores médicos para reunir las mejores pruebas existentes sobre tratamientos efectivos. En 1941, estaba prisionero en un campo de concentración y descubrió, tras anotar los resultados, que la Marmite (uno de los ingredientes es la levadura de cerveza) iba mejor que la vitamina C contra un brote de edema de picaduras. Los alemanes les mandaron unos toneles con levadura de cerveza y se recuperaron. Más adelante, en un hospital, mediante un experimento incontrolado, descubrió que las unidades de cuidados coronarios eran más peligrosas que los cuidados en casa, lo que hizo por encima de sus colegas con "complejo de Dios" que ya tienen la respuesta anticipada.

Quizás el mejor ejemplo es el que ilustra Harford respecto a las pruebas que se hizo el Banco Mundial y el ICS en las escuelas de Kenia para mejorar el rendimiento de los estudiantes. Primero el ICS pagó los libros de texto en 25 colegios al azar sin grandes mejorías. Este programa no merecía la pena apoyarlo. Luego, compraron pizarrras con láminas ilustradas en la mitad de 178 colegios y fue un fracaso. El tercer experimento consistió en tratar a los niños con lombrices intestinales parásitas que causan malnutrición. Además de barato fue un éxito y redujo en un 75% el absentismo escolar.

Harford crítica a Jeffrey Sachs, detractor de la metodología de las pruebas aleatorias que lleva a cabo el programa "Pueblos en Desarrollo del Milenio" (Ver "El fin de la pobreza") pero no sometió sus programas a la prueba aleatoria antes de poner en marcha sus caros proyectos.

El último experimiento de este capítulo sirvió para medir el grado de corrupción en un pueblo donde se construía una carretera de Indonesia. Para ello, pidió a unos colegas ingenieros que el calculasen el coste de una obra y luego lo comparó con lo que se gastaron: se derivaba el 25% del dinero. Luego, quiso averiguar si el dinero iba de arriba abajo (se haría una auditoria al proyecto del pueblo) o de abajo arriba (los vecinos opinaban sobre cómo iba la construcción). El arriba-abajo fue un éxito y se redujo un 10% la corrupción.
Los randomistas han hecho otros experimentos con la estrategia de la identificación en conductores indios, prétamos a familias pobres o el absentismo de los profesores indios (grabados con fechas en vídeos por sus alumnos) o préstamos para comunidades de Liberia. Tuvieron infinidad de experimentos ingeniosos para averiguar el grado de eficiencia de sus escasos fondos para invertir y del retorno de préstamos. En Uganda, el Gobierno publicó cada mes el dinero que mandaba a los colegios y la corrupcion de los directores desapareció, lo mismo que mejoró la gestión en los hospitales de Indonesia para las vacunas.

Otro experimentador, Hidalgo, siguió la evolución de las exportaciones de productos en varios países y descubrió que lo que más crece son los productos innovadores como cria de salmón en Chile u orquídeas en Taiwán.

Finalmente, Harford menciona el caso de Lübeck, que se convirtió en la perla del Báltico tras una inversión y buenos tratados innovadores en el siglo XII que aseguraron su prosperidad, el inicio de la Liga Hanseática y que fue copiada por otras ciudades europeas. Ahora, el Lübeck moderno son Singapur o Hong-Kong.

Léxico:
Randomistas: expertos en hacer pruebas experimentales / ICS
Pruebas aleatorias: se dividen los grupos al azar y a unos se les suminista la medicina A y a otros la B.
Estrategia de identificación: usada por Stev Levitt en Freakonomics.


El capítulo 5 aborda el cambio climático y el efecto invernadero, descubierto por John Tyndall con un experimento de 1859. Descubrió que el vapor de agua y el dióxido de carbono absorbían el calor radiado. En el siglo XXI se sabe que hay circuitos de retroalimentación que hacen que una atmósfera más caliente cree más nubes y reflejen más calor, pero como se funde el hielo, eso refleja menos, y además la tundra libera metano. Otro dato: en la época preindustrial había 280 partículas de dióxido de carbono por un millón pero ya son 390 y el límite podría estar en 450.
Las soluciones son difíciles: el acuerdo político entre países es difícil y los propios ciudadanos son los que usan los coches contaminantes. Harford se pregunta qué puede hacer el voluntarismo individual.´

Harford pone el ejemplo de Geoff, un soltero ligón que se suma a la causa del cambio climático tras ver en casa de una amiga el documental Una verdad incómoda, de Al Gore. Toma leche fria en vez de café, toma una hamburguesa de pollo y chuletillas de cordero de Nueva Zelanda, compra un coche híbrido, va en bus, instala un molinillo de viento en su casa, lleva su propia bolsa de plástico al súper, y compra bombillas de bajo consumo, prescinde del lavavajillas y al terminar el día se va del trabajo pero se olvida de apagar el ordenador. Harford dice que la leche es contaminante porque requiere tener ganado, apagó el cargador de teléfono, un gran emisor de metano que requiere forrajes y pienso, mientras que el café sería más sostenible. En vez de hamburguesa, Geoff debería hacerse vegano. Otro concepto es "millas alimentarias": el impacto medioambiental de transportar mercancías alimentarias es menor que el de pasajeros. A pesar de sus buenas intenciones, dejar el ordenador encendido produjo más desastre mediaoambiental que todo lo que ahorró. Solo el molinillo en el tejado sirvió para algo: produjo suficiente electricidad para cargar su teléfono móvil.

Otro concepto es la huella de carbono: cantidad de dióxido de carbono (CO2) emitida durante la producción, transporte, consumo y eliminación de un producto.
Por ejemplo, un capuccino requiere: una vaca, granos de café, una taza de cartón, una tapa de plástico. El transporte requiere poco carbono, lo que más contamina es la leche. Pero habría muchos otros detalles que hacen difìcil cuantificar.

Una encuesta revela que el 37% de las personas no hace nada para combatir individualmente el cambio climático.
Harford propone una especie de teléfono que de información en tiempo real en la pantalla al enfocar un producto [Nota del lector: eso ya lo vi yo en California, aproximas el móvil a un restaurante en Google Vistas y sale un mensaje de Restaurante Johny, con precios, menu...].

Otra idea es cobrar impuestos por la emisión de dióxido de carbono como los combustibles fósiles o la electricidad, que crearía un incentivo para ahorrar. Los tomates españoles subirían de precio por el coste del transporte y los británicos más porque usan calefacción de invernadero. Esos precios en el mercado bastarían para que el consumidor se volviese "ecológico".

Luego, Harford examina las normativas como la norma Merton para construir casas que sean energéticamente un 10% más eficicientes, el reglamento Cafe para el motor (resultó que fabricaban utilitarios con aspecto de camión para burlar la ley) o la Directiva de Energías Renovables de la UE para consumir energía renovable en el transporte, todas ellas medidas que generaron efectos indeseables o incluso perversos. Algunos pusieron calderas de biomasa (leña) pero traerla obligaba a pasar camiones por el centro de la ciudad, o reparar los sistemas cuando se rompiesen. Otra idea más práctica sería colocar un molino de viento en una colina que abasteciese a toda una manzana. Y el uso del etanol llevó a destinar tierras para cereales a cultivar etanol.

Otro concepto: la máxima de Orgel: si el problema se plantea mal, entonces la evolución puede tomar derroteros que pocos imaginarían los planificadores, a veces brillantes y otras veces con resultados perversos (edificios y coches que cumplen las normas pero desperdician dinero en tecnología que nunca se usará).
Autores: Prashant Vaze, economista ecologista autor de The Economic Environmentalist proponen la idea del cambiazo (llevar a la trastienda los productos contaminantes) pero Harford dice que eso no se puede imponer por ley.
Harford confía en los precios que gravan los productos contaminantes como medio de evolucionar hacia algo más barato y alternativo. Cree que funcionará aunque nunca se sabe.

El capitulo 6 lo dedica a las crisis financieras y de cómo se producen tragedias por una cadena de errores incluso cuando se habían tomado medidas. Estudia el caso de la explosión de la plataforma de gas Pipper Alpha [nota del lector: el mismo accidente es examinado en "Colapso" por Diamond, pero por sus implicaciones medioambientales], la central nuclear de Three Miles Island y Chernobil , la plataforma Deepwater Horizon (en todos ellos, los filtros de seguridad no fueron suficientes y un error minúsculo pero latente causó un error en cadena descomunal), la quiebra de Lehman Brothers (con un millón de contratos en derivados pero había ocultado sistemáticamente la proporciones de sus apuros financieros mediante una argucia contable conocida como Repo 15 que hacía parecer menor y más segura su montaña de deuda y activos de riesgo) o el rescate de la aseguradora AIG.
Concepto: CDO (obligaciones de deuda colateralizada) que reparte riesgos en tramos definidos, unos seguros y otros de riesgo
La solución de Harford para todos estos problemas de riesgo es que se pongan cortafuegos o barreras de seguridad para evitar la caída de piezas por el efecto dominó. Una idea es obligar a los bancos a tener más capital, otra los bonos CoCo (bonos Convertibles Contingentes); sus titulares cobran intereses y tienen prioridad sobre los accionistas y si hay crisis, el CoCo se transforma en capital (y acciones para los titulares de las CoCo). [Nota del lector: esto no son las acciones preferentes]. Además, algunos empleados conocen los fraudes pero no se atreven a decir nada.
Harford cree que la economía financiera o de ingeniería bordea los límites de complejidad, lo que aumenta el riesgo. Por eso, deben estar bien acoplados porque el coste del error es muy alto. Hay que desacoplar al máximo posible los sistemas de alto riesgo.


En los últimos capítulos del libro, Harford estudia el triste destino de los peces millón en una pecera llena de carpas que les obligar a una rápida evolución y adaptación de su camuflaje que se puede estudiar.
También estudia el laboratorio de Edinson y sus patentes, o los espectáculos que se adaptan tras estrenarlos en provincias, sufrir la humillación de las críticas en prensa y hacer los arreglos para triunfar en Broadway.

.

(continuará el resumen)


NOTAS DEL LECTOR
[Notas del lector: Tim Harford es el autor de "El economista camuflado", un manual sobre el funcionamiento del mercado y los precios que algunas universidades recomiendan como libro introductorio a los estudios de Economía. En sus libros, defiende la teoría de que la mano invisible del mercado, la oferta y la demanda, lo regulan todo. Por otra parte, ataca la ineficiencia de algunas organizaciones burocráticas y las subvenciones públicas, lo que viene a encajar con la teoría de la mínima interferencia del Estado.

Desde el mismo punto de vista, vemos que considera que el mundo funciona como los vasos comunicantes, donde el agua se nivela hasta alcanzar el equilibrio. Habla como si la naturaleza o la economía de mercado se equilibrasen solos, gracias a la llamada "mano invisible". Si una empresa fracasa es porque no se ha adaptado ni hecho los cambios para sobrevivir. Todo lo que sea intervencionismo huele mal porque supondría alterar el equilibrio "natural". La réplica que le surje al lector es : pero acaso el hombre no ha hecho más que alterar y burlar a la naturaleza. Si los esquimales llegaban a un sitio frío construían iglús y se vestían con pieles, luego "alteraban" la situación inicial de la naturaleza que en principio los condenaba a extinguirse como los mamuts.

En su último libro, Harford "Adáptate" advierte de que las empresas con éxito son competitivas porque se han adaptado a los cambios, lo mismo que los militares. Su filosofía recuerda a los tétricos libros de Spencer sobre la supervivencia del más rápido y eficiente ante el cambio para evolucionar. Eso se conseguiría a través del sistema de ensayo-error-ensayo, que mueve la ciencia experimental.
Pero no veo por ningún lado que mencione otras alternativas como la colaboración mutua de las comunidades o la generosidad o altruismo o la redistribución de recursos para echarle una mano al más débil.  Para otros autores, creo que Galbraith, había otras soluciones más eficientes que la competencia.

Todo estos valores que defiende (libertad de mercado, eficiencia, ser competitivos para sobrevivir) nos lleva a situarlo dentro de la familia ideológica de los autores neoclásicos, al estilo de David Ricardo, o los neoliberales de la Escuela de Chicago. Harford no es necesariamente monetarista pero sí un firme defensor de la libertad de mercado, del valor de los precios para redistribuir los recursos allí donde se necesiten y del "laissez-faire" frente a la ineficiente redistribución de los recursos públicos. ]





Críticas a Sachs y su proyecto "Milenium" en el libro Adáptate, de Tim Harford.
En su libro Adaptate, Harford analiza diversos proyectos de desarrollo para ayudar a las comunidades tribales de África. Cuestiona ideas como el proyecto Milenio de Sachs y su teoría de las "sinergias" porque Harford apuesta por los estudios experimentales que mide el grado de corrupción de una sociedad o la influencia de los libros de texto, las pizarras y las medicinas antiparasitarias (las enfermedades generan absentismo escolar). Es el modo científico de ensayo y error que permite saber qué proyecto va a resolver realmente un problema determinado sin dar palos de ciego ni despilfarrar las donaciones.




(continuará el resumen)

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No hay comentarios:

Publicar un comentario