martes, 14 de agosto de 2018

Resumen exprés en cómic de "La Tierra es plana" de Thomas L. Friedman (2005)

Autor: E.V.Pita (2018)
Resumen exprés en cómic de "La Tierra es Plana" de Thomas L. Friedman (2005)
Cómic elaborado por E.V.Pita (2008)


Resumen: "La Tierra es plana", de Thomas L. Friedman (2005)


El resumen del libro completo, original y actualizado está disponible en el siguiente link:
 http://evpitasociologia.blogspot.com/2011/05/la-tierra-es-plana-de-thomas-friedman.html

Resumen con anotaciones de E.V.Pita (2011), licenciado en Sociología y Derecho

lunes, 13 de agosto de 2018

Resumen exprés en cómic del libro "¿Por qué fracasan los países?"

E.V.PITA 2018

                     Resumen exprés en comic de "¿Por qué fracasan los países?" (E.V.Pita, 2018)


Resumen: "¿Por qué fracasan los países?", de Daron Acemoglu y James A. Robinson (2012)

Ver resumen original y actualizado en el siguiente enlace:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2013/02/por-que-fracasan-los-paises-de-daron.html

Autor del  resumen en cómic: E.V.Pita (2018)

"La semana laboral de cuatro horas", de Timothy Ferriss

Resumen del libro "La semana laboral de cuatro horas", de Timothy Ferriss

Resumen original y actualizado en:
https://evpitasociologia.blogspot.com/2018/08/la-semana-laboral-de-cuatro-horas-de.html

Resumen realizado por E.V.Pita, doctor en Comunicación, licenciado en Sociología y Derecho

Sociología, organización del trabajo, teletrabajo, inversión

....................................................................................................................

Título: "La semana laboral de cuatro horas"

Subtítulo: "No hace falta trabajar más"

Título en inglés: "The 4-Hour Workweek, expanded and updated edition"

Autor: Timothy Ferriss

Publicado en 2007

En español: primera edición en el 2008-2010 / Editorial RBA Libros

Páginas: 478

....................................................................................................................

Biografía oficial del autor Timothy Ferriss (hasta 2010)

Timothy Ferriss, nominado por la revista Fast Company como uno de los "hombres de negocios más innovadores", invierte en compañías que están empezando y es autor de La Semana Laboral en 4 horas, que ha figurado en las listas de éxitos de ventas de The New York Times, The Wall Street Journal y Business Week. Ha aparecido en más de cien medios de comunicación, entre ellos The New York Times, The Economist, Time, Forbes, Fortune, la CNN y la CBS.

Habla seis idiomas, dirige una compañía internacional mientras viaja por todo el mundo y se ha convertido en un popular profesor invitado de la Universidad de Princeton, donde ofrece charlas sobre el espíritu de la empresa como herramienta para conseguir un estilo de vida ideal y cambiar el mundo. Sus ´ltimas experiencias y casos pueden consultarse en:


....................................................................................................................

Texto de la contraportada

"Sorprendente y sensacional, este libro cambiará tu vida. Olvídate de la jubilación y deja de aplazar tu vida: no hay ninguna necesidad de esperar y sí un montón de razones para no hacerlo, sobre todo en momentos económicamente imprevisibles. Si tu sueño es dejar de depender de un suelo, viajar por el mundo a todo tren, ingresar más de 10.000 euros al mes, o simplemente vivir más y trabajar menos, este libro es la brújula que necesitas.

Esta guía para diseñar un estilo de vida de lujo te enseña: 
-Cómo Tin Ferriss pasó de ganar 40.000 dólares al año trabajando 80 horas a la semana a ganar 40.000 dólares al mes trabajando 4 horas a la semana.

- Cómo externalizar tu vida en el extranjero con ayudantes virtuales por 5 dólares la hora y hacer todo lo que te plazca.

- Como artistas de primera fila viajan por todo el mundo sin abandonar sus trabajos.

- Cómo eliminar el 50 % de tu trabajo en 48 horas aplicando los principios de un olvidado economista italiano.

- Cómo cambiar una carrera de largo recorrido por breves espacios de tiempo dedicados al trabajo y frecuentes minirretiros.

....................................................................................................................

ÍNDICE

Empecemos por el principio

Preguntas más habituales: para los que dudan

Mi historia y por qué necesitas este libro

Cronología de una patología


Paso I: D de Definición

1. Advertencias y comparaciones: cómo patearse un millón de dólares en una noche

2. Reglas que cambian las reglas: todo lo comunmente aceptado como cierto es falso.

3. Esquivar balas: identificar miedos y sacudirse la parálisis

4. Reiniciar el equipo: ser poco razonable y totalmente directo


Paso II: E de Eliminación

5. El fin de la administración del tiempo: ilusiones e italianos

6. La dieta hipoinformativa: cultivar la ignorancia selectiva

7. Interrumpir las interrupciones y el arte de la negativa


Paso III: A de Automatización

8. Subcontratar tu vida: librarse del resto y una muestra de geoarbitraje

9. Ingresos en piloto automático I: busca tu musa

10. Ingresos en piloto automático II: prueba la musa

11. Ingresos en piloto automático III: MBA: Máster en Beneficios por Ausencia


Paso IV: L de Liberación

12. Acto de desaparición: cómo escaparse de la oficina

13. Siniestro total: cárgate tu trabajo

14. Minijubilaciones: abrazar la vida móvil

15. Llenar el vacío: sumar vida tras restar trabajo

16. Los 13 errores más garrafales del Nuevo Rico

El capítulo final: un correo electrónico que tienes que leer

Por último pero no menos importante

Lo mejor del blog

El arte de dejar que ocurran cosas malas

Cosas que me gustaron y que aprendí en el 2008

Cómo viajar por todo el mundo con 10 libras menos

Un estilo de vida tomando las mínimas decisiones:
6 fórmulas para rendir más y estresarse menos

La lista de cosas que no hay que hacer: 9 costumbres que deben abandonarse ya

El manifiesto del margen: 11 principios para lograr (o  doblar) la rentabilidad en 3 meses.

El santo Grial: cómo externalizar la bandeja de entrada y no volver a revisar jamás el correo electrónico

Normas de procesamiento de Tim Ferriss

Propuesta para trabajar a distancia con contrato

Vivir la semana laboral de 4 horas : estudios, consejos y herramientas


El zen y el arte de vivir como una estrella de rock

Se buscan amantes del arte

Foto-finish

Derecho virtual

Echar a volar con OrniThreads

Entrenamiento para trabajar a distancia

Las órdenes del doctor

La familia de 4 horas y la educación global

Meditación financiera

¿Quién dijo que los hijos cortaban las alas?

Trabajar a distancia

Quema la BlackBerry

La guerra de las galaxias ¿alguien se apunta?

Lecturas restringidas: los pocos que importan


Capítulos de regalo

Cómo conseguir 250.000 dólares en publicidad por 10.000 dólares

Cómo aprender cualquier idioma en 3 meses

Cálculos para tu musa: Predecir los beneficios futuros de cualquier producto

Licenciar: Del Tae Bo al Teddy Ruxpin

Acuerdo de licencia real con dólares de verdad

Planificador en línea de viaje alrededor del mundo

....................................................................................................................

RESUMEN

El autor Tim Ferriss aborda la deslocalización desde un punto positivo. Gracias a la globalización, pues vivir sin trabajar, ser el perfecto rentista mientras veraneas mientras subcontratas la producción. Es el sueño de todo empleado atado a una silla en una oficina. Trabajar desde un lugar paradisíaco sin que el jefe se dé cuenta. O estar en una playita tomando el sol mientras te haces millonario sin pegar golpe gracias al imperio que has montado.

Una de las anécdotas que cuenta el autor es que él, aficionado a las artes marciales, venció un campeonato nacional de lucha libre en Japón sin apenas entrenar. ¿Cuál fue el truco? Leerse el reglamento en busca de puntos débiles. Y descubrió que si un contrincante sale tres veces del tatami, se considera que no se ha presentado al combate. El autor se dedicó a arrinconar a todos sus contrincantes para echarlos fuera del tatami y lograr que los eliminasen. Así llegó a la final, donde hizo lo mismo y obtuvo el título nacional. Otro truco era anotarse en un peso inferior al suyo, bajar peso para cumplir los requisitos el día de la medición y en los días posteriores recuperar su peso para coger ventaja respecto a su rival, más pequeño. Aquí más que la fuerza bruta ganó la astucia.

Los puntos clave para escapar de la oficina y emprender una nueva vida vacacional son varios: la globalización, la deslocalización de la producción, los vuelos "low cost" y la monitorización a distancia del ordenador de tu oficina a través de Internet, etc... Las nuevas tecnologías permitir desaparecer de la oficina, viajar en plan vacacional y ser más productivos.

El autor aporta varios consejos. En primer lugar, antes de fugarte de la oficina (donde haces un exceso de horas), debes eliminar todas las tareas que te consumen tiempo y que no valen para nada (por ejemplo, dedicar demasiado tiempo a ver el correo electrónico; el autor recomienda hacer "limpieza", leer solo los importantes y destinar un solo día, el lunes, a revisar los emails. Si es algo urgente ya te llamarán por teléfono). De esta forma, puedes ahorrar horas y dedicarlas al trabajo productivo.

Una vez que consigues hacer tu trabajo y mucho más en pocas horas, en la oficina van a decirte que ¿por qué no produces el doble? Para evitar eso, hay que convencer al jefe de que te deje trabajar en casa los lunes y luego tienes que rendir al máximo para que vea que en casa produces el doble y merece la pena sacarte de la oficina. Al ordenador de tu trabajo accedes desde un sistema monitorizado para manejarlo a distancia. Una vez conseguido el lunes, tienes que conseguir el viernes, siempre currándotelo mucho para que se vea que en casa trabajas el triple y eres una máquina de productividad. El último paso es conseguir toda la semana.

Una vez resuelto lo de escaparse de la oficina, puedes empezar a viajar por el mundo pero haciendo creer que trabajas desde casa. El autor recomienda, para no levantar sospechas, que los teletrabajadores viajen entre martes y jueves porque si no, el jefe empezaría a pensar que esto del teletrabajo es un truco para escaquearse haciendo largos fines de semana. Lo mismo, en caso de simular una enfermedad. O sea comprar vuelos de salida el martes y regreso el jueves, nunca lunes o viernes, fechas demasiado sospechosas. Así que mientras el jefe cree que su productivo empleado está en casa trabajando, este ha empezado a viajar por todo el mundo en vuelos "low cost", trabajando desde sitios paradisíacos. El autor incluso plantea alquilar un apartamento un mes en destinos exóticos como Argentina o Berlín, que le saldrían al mismo coste de vida de Los Ángeles. Por no hablar de países más baratos. Así que buscando alojamiento barato y vuelos "low cost", el trabajador puede hacer turismo durante meses sin que el jefe sospeche nada, siempre que reciba su trabajo al día.

El autor propone algo todavía más ambicioso: calcula que para vivir bien solo se necesitan ganar 80.000 dólares al año aunque su objetivo es generar mucho más dinero. La idea es montar un negocio y automatizar y subcontratar la producción y limitarse a examinar las cuentas y la gestión, todo eso cómodamente desde casa o viajando por el mundo.

Para alcanzar ese plan, la idea es automatizar y subcontratar una secretaria virtual a países que ofrecen servicios muy baratos con personal eficiente que cobra poco. El personal hay mucho y muy barato, sobre todo en la India, donde hablan inglés perfectamente, y el contratador se puede permitir elegir a los más eficientes y pedir cualquier servicio de gestión, de atender las peticiones de la esposa del contratador, hasta hacerse cargo de las subtareas rutinarias del día a día. Es la deslocalización pura y dura pero vista del contento empleador que ve cómo se puede librar a bajo coste de la mayor parte del trabajo rutinario y quedar liberado para hacer tareas de gestión (las famosas cuatro horas a la semana, que se reducen a comprobar que el dinero entra a raudales y las ventas crecen). Así se consiguen esos ingresos en "piloto automático" necesarios para vivir de rentas y tomarse vacaciones todo el año.

Entre los negocios que el autor pone como ejemplo está el de venta de productos vitamínicos y energéticos. De coste bajo puede sacar un beneficio 50 veces mayor; recomienda buscar el mejor precio (ajuste de demanda y oferta, siempre que la solución sea la que requiera menor esfuerzo con mayor beneficio porque de nada vale ganar una porrada de millones sino hay tiempo para disfrutarlos). Una vez elegido el negocio que nos va a generar 80.000 euros al año (o al mes) para poder vivir sin trabajar hay que hacer unas inversiones en anuncios en revistas para captar la clientela, sondear el mercado para ver la reacción del público a los anuncios (e ir tanteando varios mensajes a ver cuál tiene mayor tirón). Esto requiere un trabajo que corresponde hacer para luego poderse tumbar a la bartola mientras ves cómo los ingresos llueven sobre la cuenta bancaria. Conseguida una clientela, hay que gestionar los envíos; el autor insiste en que todo esto hay que automatizarlo o subcontratarlo para no perder el tiempo en esos trámites que no aportan riqueza al negocio y que son fáciles de delegar en otros. Todas las ventas son on line por Internet, lo que también está automatizado para recoger los pedidos, cobrar y enviarlos al cliente.

El autor también examinó el ejemplo de un vendedor de camisetas francesas en EE.UU. de estilo marinero a través de un portal de Internet y que fue mejorando sus ventas siguiendo el mismo método de tantear con publicidad la posible demanda antes de generar los pedidos para evitar tener un "stock" excesivo y evitar quedarse con producto sin colocar.

A lo largo del libro, el autor da direcciones y "links" a webs y negocios que permiten montarse en el dólar sin pegar golpe. Desde empresas indias a las que subcontratar producción, a webs de ventas on line donde alojar la "shop on line", sitios de publicidad y marketing, así como webs de viajes baratos (orbiz.com) para viajar por el mundo. También da consejos de cómo conseguir hablar con expertos, novelistas y ejecutivos famosos: hay que llamar de 8.30 a 9.00 para "puentear" a la secretaria, o bien, a última hora, cuando esta se va, porque permite hablar directamente con el ejecutivo.

La idea es ser un teletrabajador que en vez de vivir encerrado en su casa se mueve por el mundo un par de años acumulando grandes experiencias y sin que le salga más caro que quedarse en casa (el coste del alquiler del apartamento es más o menos el mismo que pagarlo en su ciudad). El autor asegura que estas experiencias de viajes hay que incluirlas en el curriculum porque destacan sobre otros empleados que han trabajado toda la vida en el mismo sector sin salir de la oficina. Estas experiencias denotan que es un tipo que sabe buscarse la vida y eso enriquece un currículum. Otro de los consejos que da es que en cada nueva ciudad que visite, el "teletrabajador" se inscriba en actividades culturales, deporte (eso uno mucho), gimnasio, etc...

Respecto a lo de ganar 80.000 euros al mes (o al año), el autor es demasiado optimista porque hay ciclos y picos de ventas y no ventas. Por eso recomienda ramificar los negocios e inversiones, para que el dinero vaya llenando la cuenta compensando las malas ventas de un negocio con las buenas de otro. [Nota del lector: En todo caso, esto de vivir sin trabajar puede que alguien lo consiga pero será uno entre cien].



(en preparación)


lunes, 6 de agosto de 2018

"Irresistible. ¿Quién nos ha convertido en yonquis tecnológicos?", de Adam Alter (2017)

Resumen del libro "Irresistible. ¿Quién nos ha convertido en yonquis tecnológicos?", de Adam Alter (2017)

Link original y actualizado en:
https://evpitasociologia.blogspot.com/2018/08/irresistible-quien-nos-ha-convertido-en.html

Resumen realizado por E.V.Pita, doctor en Comunicación, licenciado en Sociología y Derecho

Sociología, tecnología, adicciones a la tecnología, smarthphones,

....................................................................................................

Título: "Irresistible"
Subtítulo: "¿Quién nos ha convertido en yonquis tecnológicos?"

Título en inglés: "The Rise of Addictive Technology and the Business of Keeping US-Hooked"

Autor: Adam Alter

Fecha de publicación: 2017, Penguin Press

Publicación en España: Espasa Libros / Paidós , Barcelona, 2018

....................................................................................................

Biografía del autor Adam Alter (hasta 2018)

Adam Alter es profesor adjunto de Marketing y Psicología en la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York. Se licenció en Psicología con matrícula de honor y recibió una medalla al Mérito Universitario de la Universidad de Nueva Gales del Sur; cursó su máster y doctorado en Psicología en la Universidad de Princeton dentro de los programas de becas Charlotte Elizabeth Procter Honorific Dissertation y Woodrow Wilson Society of Scholars.

En el 2015, fue incluido en la lista de los 40 mejores profesores de negocios de menos de cuarenta años de "Poets & Quants", página web dedicada a cubrir las noticias sobre el mundo académico de los negocios. Ha escrito artículos para publicaciones como The New York Times, The New Yorker, Wired, The Washington Post y The Atlantic, entre otras.

....................................................................................................

Texto de la contraportada

Somos adictos. Nos obsesionamos con el correo electrónico, los "me gusta" en Instagram y la actividad en Facebook; vemos capítulos de series sin descanso, y pasamos una media de tres horas al día absortos en nuestro "smartphone".

En este revolucionario libro, el profesor de Psicología y Marketing de la Universidad de Nueva York, Adam Altar, analiza el auge de las adicciones del comportamiento y explica por qué tantos de los productos que consumimos hoy día son irresistibles. Estos milagros tecnológicos tienen virtudes que nadie puede negar, pero su extraordinario - y en ocasiones perjudicial - magnetismo no es fruto de la casualidad. Las empresas que diseñan estos productos los ajustan y reajustan hasta que logran que sea prácticamente imposible resistirse a ellos.

A través de un relato trepidante y haciendo uso de ejemplos cotidianos, Alter analiza los mecanismos de las adicciones del comportamiento para explicarnos cómo dar buen uso a estos productos adictivos - para mejorar la forma de comunicarnos los unos con los otros, de gastar y ahorrar dinero o de marcar las fronteras entre el trabajo y el ocio - y cómo mitigar los efectos nocivos sobre nuestro bienestar y sobre la salud y la felicidad de nuestros hijos.

....................................................................................................

ÍNDICE

Primera parte .... ¿Qué son las adicciones del comportamiento y de dónde provienen?

1. El auge de las adicciones del comportamiento

2. El adicto que todos llevamos dentro

3. El componente biológico de las adicciones del comportamiento


Segunda parte..... Los ingredientes de las adicciones del comportamiento (o cómo diseñar una experiencia adictiva)

4. Objetivos

5. Feedback

6. Progreso

7. Intensificación

8. Suspense

9. Interacción social


Tercera parte.... El futuro de las adicciones del comportamiento (y algunas soluciones)

10. Atajar las adicciones desde la cuna

11. Hábitos y arquitectura

12. Ludificación

....................................................................................................

RESUMEN

El autor estudia en este libro el auge de los comportamientos adictivos, analiza dónde empiezan, quién los diseña, las trampas tecnológicas que los hacen tan dominantes, cómo podemos minimizar las peligrosas adicciones del comportamiento y utlizar los mismos aspectos científicos para fines benéficos. Añade la "ludificación" como un método para que nuestras ganas por jugar con el smartphone reviertan en ahorrar más para la jubilación o donaciones benéficas.

En este libro, el autor examina el grave problema de la adición a las nuevas tecnologías, que está muy extendido, y que podría extenderse más. Una de las soluciones que propone es desengarcharse mediante técnicas de ludificación, poner horarios estrictos a los niños,

El autor arranca con un detalle curioso: Steve Jobs hablaba maravillas de su nuevo iPad en el 2010 pero no dejaba que sus hijos lo usaran (The New York Times, Nick Bilton). Jobs no era el único: Chris Anderson (ex editor de Wired) impuso límites a sus cinco hijos en el uso de la tecnología porque "hemos visto los peligros de la tecnología de primera mano". El fundador de Twitter, Blogger y Medium, Evan Williams, compraba libros a sus niños pero les negaba tener un iPad. Otros testigos confirmaron lo mismo: en las cenas nadie sacaba un iPad a la hora de comer.
También hay casos de diseñadores del videojuego World of Warcraft que lo evitaban. Una psicóloga dijo que las pulseras de actividad física creaban adicción (y el querer superarse a sí mismo causaba lesiones). Y un ingeniero fundador de Instagram, Greg Hochmuth, se dio cuenta de que estaba construyendo una máquina de hacer adictos.

Al autor esto le parece inquietante y se pregunta: ¿Por qué los tecnócratas más importantes de la esfera pública son unos tecnófobos en su vida privada?

Por un lado, Instagram funciona solo y reproduce continuamente hashtags en los que clicar; las noticias en Facebook no acaban nunca, Netflix reproduce automáticamente el siguiente capítulo de las series (su éxito se basa en el suspense para "enganchar" al usuario en largas sesiones de visionado de capítulos atrasados), Tinder anima a los usuarios a seguir deslizando el dedo en busca de una opción mejor. Según el ético del diseño Tristan Harris: "El problema no es que la gente no tenga fuerza de voluntad, sino que al otro lado de la pantalla haya mil personas cuyo trabajo es desbaratar tu capacidad de autorregulación".

 La tecnología vestible como Apple Watch y Fitbit permiten llevar un entrenamiento pero en cambio ignoras las "señales de detención" e impiden que veas las señales de cansancio del cuerpo. Y la misma tecnología refuerza la mentalidad calculadora (los pasos que das al caminar, dormir ciertas horas de sueño REM) y envía una señal de que solo estamos siendo saludables porque queremos lograr un objetivo numérico (la misma tecnología que motiva a las personas a llevar el ejercicio físico al extremo también las mantiene atadas al trabajo las 24 horas del día). Al salir del trabajo, llevamos los smartphones con nosotros. Lo que está ocurriendo es que las reglas de "detección" ya no operan.

El autor señala que la gente no asocia "adictos" ni "adicción" a la tecnología pero esta conduce a la adicción de forma más fácil porque hay muchos anzuelos: Facebook, Instagram, correo electrónico, compras on line... Las tecnologías están diseñadas para ser irresistibles y eficientes. En segundos llegan nuevos "likes", canciones descargadas, compras on line, gente que consulta el correo varias veces al día, "los comportamientos adictivos" se han extendido, "estamos tan obsesionados con hacer más cosas en menos tiempo que hemos olvidado introducir un freno de emergencia en nuestras vidas".

Un psicólogo dice: "El impacto de las redes sociales ha sido enorme: las redes sociales han moldeado por completo los cerebros de los jóvenes con los que trabajo. La gente se pelea con su novio por mensaje o las redes sociales, no cara a cara".

El autor explica que las tecnologías están diseñadas para "enganchar" al usuario, activan las mismas regiones cerebrales y se alimentan de necesidades humanas básicas: participación social y apoyo social, la estimulación mental y cierto sentido de la eficacia. Las tecnologías exprimen la psicología humana a su favor.

Los ingredientes de estas adicciones son: feedback positivo, irresistible y predicible, un sentido de progreso y mejora gradual, acciones cuya dificultad aumenta con el tiempo, tensiones no resueltas que exigen ser solucionadas y conexiones sociales sólidas.
Pone dos ejemplos: en Instagram, los usuarios publican una foto tras otras para buscar la siguiente avalancha de "me gustas" mientras que los "gamers" pasan días jugando a ciertos juegos porque se les insta a completar misiones o porque allí tienen a sus amigos, también jugadores.

El problema de la curación es que los "yonkies" del correo electrónico lo necesitan para trabajar y, al estar integrada en la vida cotidiana, la abstinencia no es una opción. Advierte de que las adiciones son perjudiciales porque desplazan otras ocupaciones esenciales, desde el trabajo al ocio.

Un programa llamado Moment informa de la gente que miraba el "smartphone" cada día: el propio autor del libro pasaba una media de tres horas al día y lo miraba 40 veces (no lo usaba para jugar ni navegando por la red). La media general es de tres horas. Ha salido el término de "nomovofobia" (miedo a estar privado del contacto con el teléfono).

Destaca el caso del videojuegon de rol multijugadir masivo en línea WoW, considerado una de las experiencias más adictivas del mundo. Los avatares de los jugadores deambulan por paisajes y luchan contra monstruos.

En el caso de Netfix, es un bucle de capítulos sin fin. La idea del autor es cortar el capítulo cinco minutos antes del suspense, para no caer en la tentación de engacharse. Estos "microsuspenses" son los que mantienen viva la avidez con seguir conectado: caza gangas. Esto se basa en la idea de que el usuario es más reaccio a marcar casillas (por ejemplo, para donar órganos), lo que puede ser a favor o en contra de una causa: donar o No donar.

(en preparación)





miércoles, 1 de agosto de 2018

"Fake news. La verdad de las noticias falsas", de Marc Amorós Garcia (2018)

Resumen del libro "Fake news. La verdad de las noticias falsas", de Marc Amorós Garcia (2018)


Resumen original y actualizado en:
https://evpitasociologia.blogspot.com/2018/08/fake-news-la-verdad-de-las-noticias.html

Resumido por E.V.Pita, doctor en Comunicación, licenciado en Sociología y Derecho.

Sociología, comunicación social, posverdad, comunicación de masas, Internet, fake news

...........................................................................................................

Título: "Fake news"

Subtítulo: "La verdad de las noticias falsas"

Autor: Marc Amorós Garcia

Prólogo: Jordi Évole

Fecha de publicación: 2018

Editorial: Barcelona, Plataforma Editorial

...........................................................................................................

Biografía del autor (2018)

El libro no aclara si es un autor real (un periodista televisivo) o un pseudónimo elegido por profesores de periodismo de la Universidad Pontificia de Álava.

Para averiguar la verdadera identidad hay que ir a www.marcamoros.com

...........................................................................................................

Texto de la contraportada

¿No saben qué son las fake news? ¿Lo sabes y crees que no van contigo? ¿Te crees capaz de diferenciar una noticia falsa de una noticia verdadera? ¿Compartes noticias en Internet sin importante si son o no verdad? 

¿Crees que las fake news son broma? ¿Piensas que las fake news no son peligrosas? ¿Crees que las fake news son un fenómeno pasajero? ¿Te llamas Donald Trump? ¿No te llamas Donald Trump pero quieres saber por qué ha puesto de moda las fake news?

¿Todos los amigos de tus redes sociales piensan como tú? ¿Piensas que tu opinión es la mejor y es indiscutible? ¿Te gustan las noticias que te dan la razón aunque sea mentira?

Lee este libro 

...........................................................................................................

ÍNDICE

Parte 1...What the fuck, fake news !

1. ¡Extra, extra! Fake news !

2. Las fake news no son ningún juego

3. Las fake news no son broma.

4. ¿Qué son las fake news?

5. ¿Quién fabrica las fake news?

6. Las fakes news siempre tienen prisa, ¿y tú?

7. Lo veo, lo creo. Aunque sea fake

8. Las fake news son interesadas, no interesantes

9. Las fake news son un negocio

10. ¿Quién difunde las fake news?

11. Cocinando fake news: ingredientes, platos estrella y una fórmula mágica

12. Las fake news son caramelos envenenados


Parte 2 ... ¡Peligro! Fake news

13. ¿Pican? Contigo un millón, gilipoll.,,

14. ¡Qué miedo! ¡Qué fuerte! ¿Qué fake?

15. Fake news, sin escrúpulos, mejor

16. Las fake news molan tanto... que perdemos la razón

17. Las fake news son contagiosas

18. ¿Qué tienen las fake news para que las compartamos?

19. Doce razones por las que nos creemos las fake news,

20. Las fake news dividen: eres de los míos ¿verdad?

21. Cinco trampas de cerebro ante las fake news

22. Las fake news son peligrosas


Parte 3. Las fake news perjudican seriamente al periodismo

23. ¿Dónde ha estado el periodismo estos años?

24. Rumores y fake news, ¿son lo mismo?

25. Rumores y fake news: el ejemplo del atentado de Barcelona

26. Muertes, fake y Lou Reed

27. Y esto ¿quién co*o lo dice?

28. Trump y las fake news: Make Journalism Great Again ?

29. ¿Alguien ha visto la verdad del periodismo?

30. Make Journalism Powerful Again.

31. ¿Cómo nos informamos hoy en día?

32. Todos somos ya un medio de comunicación

33. Bienvenido a tu realidad deseada


Parte 4. Contra las fake news: plan de ataque

34. ¿Cómo detectar fake news?

35. Cinco ideas contra las fake news.


Parte 5. Bienvenidos al fake world

36. Fake news, la nueva droga

37. Fake news y posverdad

38. Fake news y gente fake

39. Fake news, fake world ?

...........................................................................................................

RESUMEN

El libro se hace eco de cómo funcionan los bulos y las fake news que "rulan" por Internet y las redes sociales. Por un lado, el autor señala que la proliferación de estas noticias falsas serán la mitad de las noticias en el 2020. El autor o autores alertan de que una sociedad con una mala salud informativa vive condenada a la ceguera y como no podemos confiar en las noticias, solo nos creemos las que reafirmen nuestro pensamiento y nos volvemos ciegos y sordos a las informaciones que nos quiten la razón. Las fake news refuerzan nuestros prejuicios y opiniones preconcebidas y contribuyen a polarizar la actualidad de forma más radical. Nos adentramos en una sociedad de la desinformación.

Por otra parte, señalan que detrás de una fake news que circulan gratis siempre hay un interés oculto, generalmente económico o ideológico, porque el difusor obtiene muchas visitas y gana mucho dinero en publicidad, o bien difunde un mensaje con contenido político para difamar al contrario.

Los autores analizan por qué la gente "compra", cree y comparte las noticias falsas en Internet. Por un lado, explican que no es tan fácil distinguir una noticia falsa de una verdadera. Como prueba, dan diez titulares rocambolescos para ver que no es tan sencillo descubrir una fake news. Recalcan que estas noticias no se crean por diversión sino para obtener un beneficio.

Hay algunos autores de fake news que son bromistas o quieren echar un cable a su candidato difamando al rival. Creen que hacen lo correcto al calumniar al otro. Otros se las creen y se meten en líos.

Ponen ejemplos de fake news como el Pizzagate (se acusaba falsamente a Hillary Clinton), o la Guerra de Cuba y el millonario Hearst que difundió en su cadena de periódicos la noticia sospechosa de que un comando de las fuerzas especiales de España había hundido el acorazado Maine de los USA en 1898, lo que precipitó la guerra, que terminó con la pérdida de las colonias.

El libro resalta que "las fake news son informaciones falsas diseñadas para hacerse pasar por noticias con el objetivo de difundir un engaño o una desinformación deliberada para obtener un fin político o financiero".

Respecto a quién fabrica las "fake news", explican que el autor bromista busca una imagen falsa, un título falso e impactante, un poco de texto para darle apariencia informativa y una descripción para llamar la atención a los curiosos. Uno de los autores más famosos de "fake news" es un joven de 19 años de Veles en Macedonia, que sembró la campaña electoral de Trump y Hillary de noticias falsas porque conseguía muchos clics, lo que le generó mucho dinero en publicidad. Muchos de su pueblo lo imitaron y pasaron a ganar 30.000 euros al mes.


A esto se suma que la inteligencia artificial está siendo muy eficaz en crear noticias falsas.

Otro de los temas que examinan es la rapidez con que se difunden las fake news, donde importa más ser el primero que los más certeros. Ante una información dudosa o no contrastada suficientemente, recomiendan no correr. Esto se debe a que vivimos en tiempos inmediatos y hay que ser el primero.

Otro factor que influye en las fake news es que van acompañadas de imágenes, que se memorizan mejor que los textos. Los fabricantes de noticias falsas usan desde retoques por Photosop, hasta fotos descontextualizadas o que se hicieron en otras fechas.

Respecto a los intereses económicos, es más barato producir noticias falsas que verdaderas. Pone como ejemplo The National Report o Victory Lab. Sirven para crear "trending topic" gratis sin invertir nada.

A ello se suman los intereses ideológicos y partidistas.

Quienes difunden las "fakes" son bots o programas informáticos que imitan el comportamiento humano y comparten el contenido en las redes sociales. Detrás hay empresas, partidos, lobbies o grupos ideológicos que buscan manipular a la opinión pública. Es lo que se llama "sembrar" fake news.

Algunos tipos de fake news son las: noticias parodia (humorísticos), noticias engañosas, noticias impostoras, noticias fabricadas, noticias falsamente conectadas, noticias con contexto falso y noticias manipuladas.

Las humorísticas o satíricas (como "El Mundo Today") son fácilmente reconocibles porque ya se ve que son una broma.

En cuanto a las ideológicas, manipulan la verdad para adecuarlas a un marco afín a nuestras creencias.

El autor o autores establece una fórmula para hacer una fake news:

IP (impacto) x A (ambigüedad) + IT (interés) x DF (difusión) + RA (rapidez) = FKN (Fake news)

Hace falta tener un buen impacto, un relato informativo que parezca creíble, un interés económico o ideológico, y si la difusión es muy rápido es más difícil que alguien descubra la verdad.

Las fake news parecen muy jugosas y apetecibles pero son caramelos rellenos de veneno.

Además de tener un titular impactante, una fake news debe tener un titular impactante, una revelación que nos reafirma o nos indigna y una apariencia legítima y confiable.

Los autores señalan que la indignación y el miedo son grandes motores para visualizar fake news porque los lectores las comparten y viralizan. Quieren que gane la emoción, que prime sobre la reflexión.
El libro analiza varios casos de famosas fake news.

A todo ello, las fake news buscan dar una noticia de tal magnitud, de tal impacto, de tal relevancia que nuestra primera reacción no sea otra que compartirla rápidamente con todos nuestros contactos. Buscan que creamos tener una exclusiva mundial entre manos. Por eso, son tan contagiosas, porque tenemos una necesidad irreflenable de compartirla rápidamente.

Los autores también dan la clave por la que compartimos fake news: Una buena noticia falsa es la que refuerza nuestros prejuicios y opiniones. Para ponderar las noticias que nos llegan, están los hechos, no nuestras emociones. El libro sostiene que queremos que los demás también nos digan que están de acuerdo con nosotros.

Nos creemos las fake news porque tenemos fe, porque nos dan la razón, porque nos suben la autoestima, porque nos gustan las mentiras, porque nos autoengañamos sin parar, porque molan mucho, porque vienen a buscarnos a por nosotros, porque no nos importan de dónde salen, porque son tramposas, porque son emocionantes, porque nos impulsan a compartirlas o porque se aprovechan de nuestra desconfianza en el periodismo.

Estas son las trampas del cerebro: el cerebro siempre quiere darnos la razón, el cerebro etiqueta fatal las noticias virales, el cerebro siempre busca aliados, el cerebro se autoengaña y el cerebro lleva fatal recordar con exactitud.

Los autores aseguran que las fake news son peligrosas porque destrozan la mente de la gente y pueden llegar a reescribir nuestra memoria de la historia. La mente termina por etiquetar como cierta toda la información que no recordamos con exactitud pero que nos suena de algo (según la psicóloga Danielle C. Polage). Se resumiría así: "Nuestra memoria es magnífica para olvidar que una noticia falsa sea falsa".

Los autores creen que, en parte, el auge del fake news viene asociado con el descrédito de la prensa, que no filtró bastante las noticias publicadas.

Un rumor se convierte en fake news por la falta de temas noticiosos importantes e interés para el público, la negligencia al recolectar información que lleva a publicar datos erróneos o escasos, la ambigüedad en una noticia, la inmediatez y la necesidad de primicias, la no confirmación de datos, la falta de fidelidad en relación con las fuentes, la intencionalidad al ocultar información que no se quiere dar a conocer, el deseo de transmitir una idea propia disfrazada de creencia popular y el desconocimiento de la causa o hecho sucedido.

Sostienen que, desde hace mucho tiempo, la verdad para el periodismo ha dejado de ser incuestionable para ser interpretable. Se está personalizando la verdad, lo que se llama la posverdad, para crear "mi" verdad o "nuestra" verdad. Se trataría de dar una información "al gusto del consumidor".

Señalan que la verdad ya no es intocable, "ahora es personalizable". Varios diarios on line falsean la noticia.

Otra cuestión que apunta el autor/es es que la información ya no vale nada, ahora es gratis, debido a la digitalización del periodismo que lo ha abocado a una crisis económica, afectando a su deontología de forma grave. Los ingresos de los diarios on line deben generarse a base de clics y la web debe refrescarse constantemente. Señalan que la calidad de la información ha bajado, baja y seguirá bajando. Y la de los periodistas. Es el precio que hay que pagar por tener noticias gratis, dicen los autores.s,
A esto se añade que las noticias, ya no se hacen para informar, sino para que el lector pique (y genere tráfico en sus portales). De ahí que surgen titulares engañosos, rumores que se disfrazan de noticias o las fotografías impactantes como "ganchos".

Los autores proponen recuperar el periodismo mediante cinco prácticas: No crear ni publicar más fake news, no usar el poder del periodismo por interés propio ni de nadie, ser independientes, primar los hechos y alejarlos de toda opinión y abandonar el periodismo de declaraciones y apostar por el periodismo de investigación.

Por este motivo, el mismo libro apuesta por el periodismo de investigación: no olvidarse nunca más del "fact checking" (verificación de datos, algo que debía formar parte de la rutina periodística). De todos modos, la noticia falsa circula mucho antes de descubrir que es falsa.
Otra de las exigencias es que haya un periodismo de hechos, no de dimes y diretes.
La tercera idea es pagar por informarnos, pagar por un periodismo e independiente.

El libro recuerda que el periódico de papel y las redes sociales crean periodismos distintos. En Internet, las noticias vienen ya sin garantías (frente al papel como garante de fiabilidad y veracidad de las informaciones). Además, en las redes, una "fake news" tiene la misma capacidad de viralizarse que un hecho auténtico e informativo.

A todo ello se suma que las noticias viven y se reproducen dentro de burbujas de opinión (que se comparten en chats y grupos reducidos, como WhatsApp, lo que tiende a reafirmarnos dentro de una comunidad). El libro insiste en que: "Esta manera de informarnos y de compartir noticias a través de nuestras burbujas de opinión que voluntariamente nos hemos creado en las redes es, como estamos viendo, el escenario ideal para el éxito de las fake news".

Añade que ahora toda la gente es un medio de comunicación, no solo somos consumidores sino que también lo compartimos. Eso sí, somo un medio que solo refleja nuestra verdad, "mi" verdad. Dicen que "este es el verdadero cambio de paradigma": tener un periódico o una televisión era muy caro pero ahora la información se ha democratizado y cualquiera puede escribir un blog, colgar noticias en Facebook, o hacer noticias interesadas o fake news. Eso nos convierte a cada uno en un medio de comunicación en las redes sociales.

Finalmente, el libro aborda la información-burbuja de opinión que generan WhatsApp, Twitter o Facebook y de las que "somos rehenes": "¿Tenemos la sensación de vivir encerrados dentro de una burbuja de gente afín a nosotros en la que está prohibido llevar la contraria?". Todo esto se debe a los algoritmos de búsqueda de Internet que se programan con un objetivo: hacernos felices, por lo que filtran las búsquedas con nuestra forma de ser, gustos y clics anteriores. "Las fake news son un virus que pretende invadir nuestra burbuja de opinión y tomar su control", señalan. Recalcan que un 52-53% de la gente no escucha a los que están en desacuerdo con nosotros y tampoco cambiamos de opinión en temas sociales importantes, y somos 4 veces más propensos a ignorar una información si es contraria a nuestras creencias. "Vivimos, en realidad, encerrados dentro de nuestro propio informativo irreal: Así que bienvenido a tu realidad deseada".

Para detectar una fake news proponen fijarse en estas características: el contenido de la noticia es irreal o poco verosímil, el medio en el que aparece publicada no es confiable o tenemos dudas sobre ello, el titular de la noticia es demasiado alarmista, ridículo o improbable, no se sabe quién firma la noticia, tras contrastarla es fácil concluir que es falsa, y el sentido común, la lógica y nuestro bagaje cultural así lo dice.

Además, hay que hacerse las siguientes cuestiones: ¿De dónde sale esta noticia? ¿Cómo está redactada y diseñada la noticia? ¿Quién firma la noticia? ¿Qué emociones provoca la noticia? ¿Miedo, indignación, darnos la razón? ¿De dónde salen las fotografías? ¿Es coherente en el tiempo lo que cuenta la noticia? ¿Serán ciertos los datos de la noticia? ¿Intuyo algún interés partidista o ideológico en la noticia? ¿Se ve claramente que es una broma? ¿Qué gano compartiendo la información?

Por este motivo proponen que haya un mejor periodismo, con más hechos y menos opinión. Además, hay que hacer todo lo posible para reducir su difusión (Google y Facebook ya están haciendo cambios en sus algoritmos para detectar fake news), convertirnos todos en unos cazadores de fake news (Dan Gillmor ha lanzado Wikitribune, un periódico on line dedicado a desmentir fake news). El libro añade que hay que acabar con la impunidad de las fake news y recuerdan que "sin pasta" no hay paraíso para las fake news.

Recalcan que las fake news son una nueva droga por el placer de tener razón, de ser aceptados por los demás, el placer de estar de acuerdo y de sentirnos conectados. "Nos dan placer y adicción porque las fake news satisfacen constantemente una necesidad más o menos inconsciente que tenemos como consumidores de información, la necesidad de encontrar noticias que nos reafirmen en nuestra verdad". Lo comparan con la sociedad distópica que describe la novela Un mundo feliz, de Aldous Huxley.

Todo esto desemboca en la posverdad (reinado de emociones y creencias personales por encima de los hechos contrastados): "¿Qué papel juegan las fake news en la posverdad?", se preguntan los autores. "Las fake news son el tren de alta velocidad que nos lleva directos a la posverdad". Advierten que todas estas ideas erróneas pueden establecer una opinión pública fácilmente reproducida pues para mucha gente solo ven lo que leen en Internet, las webs y las redes sociales son su única fuente de información y además se apresuran a compartirla sin analizarla. "Se está perdiendo la batalla", dice el libro.

Finalmente, analizan dos casos de "gente fake": una señora que dijo ser superviviente del 11-S y era todo falso, lo mismo que un supuesto superviviente de los campos de concentración. Este último lo justificó así: mintió para resaltar la verdad, enriqueció el relato, lo hizo por bondad, contó lo que otros le contaron, captó más la atención y evangelizó.












lunes, 25 de junio de 2018

Novedades de libros de Economía y Sociología (inglés) / Reseñas

Novedades de libros de Economía y Sociología (inglés) / Reseñas


Globalización y neoliberalismo

- "Globalists", de Quinn Slobodian.
Subtítulo: "The End of Empire and the Bird of Neoliberalism"

El libro aborda la crisis de 1973 a 1989, la desmantelación del imperio británico y la instauración de un orden global de corte neoliberal, en alusión a los gobiernos de Reagan y de Thatcher.


- "Radical Markets", de Eric Posner y E. Glen Weyl

Subtitulo: "Uprooting Capitalism and Democracy for a Just Society"

Se refiere a que el capitalismo está desarraigado y los autores buscan fórmulas para hacer una democracia más justa socialmente. Cree que el capitalismo tiene una fuerza original muy importante pero que hay que canalizar para hacer el bien común. Dado que la propiedad privada tiende a concentrarse en pocas manos sugiere que la riqueza de la industria digital debe compensar a la gente. Apuestan por hacer un mercado radical que impida los monopolios.

- "Leftism Reinvented", de Stephanie I. Mudge

Subtítulo: "Western Parties from Socialism to Neoliberalism"

Explica cómo los partidos occidentales de izquierda, de corte keynesiano y que luchaban contra la pobreza, se reinventaron en los años 80 y 90 para adaptarse al neoliberalismo.


Vigilancia

- "The End of Policing", de Alex S. Vitole

Subtítulo: "The problem is not police training, police diversity or police methods, the problem is the dramatic and unprecedented expansion and intensity of policing in the last forty years, a fundamental shift in the role of police in society. The problem is policing itself"

El autor, en "El final de la vigilancia", indica que el problema no es la capacitación policial, la diversidad policial o los métodos policiales; el problema es la expansión y la intensidad dramática e inédita de la actuación policial en los últimos cuarenta años, un cambio fundamental en el papel de la policía en la sociedad. El problema es controlarse a sí mismo. El autor aborda el hecho de que en los últimos 40 años se ha intensificado la vigilancia sobre la sociedad hasta el punto de que se ha convertido en un problema. Pensemos en las omnipresentes cámaras en lugares públicos o el control a través de las redes sociales. Ha habido un cambio en cómo se mantiene el orden público en la sociedad.

Empleo precario

- "The bullshit jobs. A Theory", de David Graeber.

El experto en pobreza y deuda y líder del movimiento Occupy Wall Street tiene una teoría para explicar el surgimiento de los trabajos precarios y mal remunerados, cada vez más habituales. Dice que en el mundo digital, muchos trabajadores no les importa trabajar mucho porque creen que están haciendo una gran contribución al mundo.

Democracia y populismo

- "The People vs. Democracy", de Yascha Mounk

Subtítulo: "Why our freedom is in danger & how to save it"

El autor estudia diversos casos de populismo que ponen en riesgo la libertad, a la que ve en peligro, y plantea modos de salvar el sistema democrático.




sábado, 23 de junio de 2018

"La tabla rasa", de Steven Pinker (2002)

Resumen del libro "La tabla rasa", de Steven Pinker (2002)

Resumen original y actualizado:
https://evpitasociologia.blogspot.com/2018/06/la-tabla-rasa-de-steven-pinker-2002.html

Resumen realizado por E.V.Pita, doctor en Comunicación, licenciado en Derecho y Sociología

Sociología, psicología social, naturaleza humana, racionalismo

....................................................................................................................

Título: "La tabla rasa"

Subtítulo: La negación moderna de la naturaleza humana

Título en inglés: "The Blanke State"

Autor: Steven Pinker

Editorial: Barcelona, 2003

Número de páginas: 704

....................................................................................................................

Biografía oficial del autor Steven Pinker (hasta el 2003)

Steven Pinker es catedrático del Massachusets Institute of Technology (MIT). Sus estudios sobre la cognición visual y la psicología del lenguaje han sido premiados por la National Academy of Sciences y la American Psychological Association. Ha recibido también muchos premios por su trabajo docente en el MIT y por sus libros Cómo funciona la mente (que fue uno de los finalistas del Premio Pulitzer) y El instinto del lenguaje. Es miembro electo de varias sociedades científicas, editor adjunto de Cognition e integrante del equipo coordinador del American Heritage Dictionary. Ha colaborado en publicaciones como New York Times, Time, The New Yorker, The New Republic, Slate y Technology Review.

Nota: a mayores, en la siguiente década Pinker publicó Los ángeles que llevamos dentro y otro libro reciente donde aborda la racionalidad.

....................................................................................................................

Texto de la solapa

"La concepción que podamos tener de la naturaleza humana afecta a todos los aspectos de nuestra vida, desde la forma en que educamos a nuestros hijos hasta las ideas políticas que defendemos. Sin embargo, en un momento en que la ciencia está avanzando espectacularmente en estos temas, muchas personas se muestran hostiles al respecto. Temen que los descubrimientos sobre los patrones innatos del pensar y del sentir se pueden emplear para justificar la desigualdad, subvertir el orden social, anular la responsabilidad personal y confundir el sentido y el propósito de la vida.

En La tabla rasa, Steven Pinker explora la idea de la naturaleza humana y sus aspectos éticos, emocionales y políticos. Demuestra que muchos intelectuales han negado su existencia al defender tres dogmas entrelazados: la "tabla rasa" (la mente no tiene características innatas), el "buen salvaje" (la persona nace buena y la sociedad la corrompe) y el "fantasma de la máquina" (todos tenemos un alma que toma decisiones sin depender de la biología). Cada dogma sobrelleva una carga ética y, por eso, sus defensores se obcecan en tácticas desesperadas para desacreditar a los científicos que los cuestionan.

Con un razonamiento claro, sencillez en la exposición y ejemplos procedentes de la ciencia y la historia, el autor demuestra que un reconocimiento de la naturaleza humana basado en la ciencia y en el sentido común, lejos de ser peligroso, puede ser un complemento a las ideas sobre la condición humana que miles de miles de artistas y filósofos han generado. Todo ello aderezado con un estilo que, en sus obras anteriores, le sirvió para conseguir muchos premios y el aplauso internacional: ingenio, lucidez y agudeza en el análisis de todos los asuntos, sean grandes o pequeños".

....................................................................................................................

ÍNDICE

Primera parte

La tabla rasa, el buen salvaje y el fantasma de la máquina

1. La teoría oficial

2. Silly Putty

3. El último muro en caer

4. Ávidos de cultura

5. La última batalla de la tabla

Segunda parte

Miedo y recelo

6. Los científicos políticos

7. La santísima trinidad


Tercera parte

La naturaleza humana con rostro humano

8. El miedo a la desigualdad

9. El miedo a la imperfectibilidad

10. El miedo al determinismo

11. El miedo al nihilismo


Cuarta parte

Cónocete a tí mismo

12. En contacto con la realidad

13. Nuestra limitaciones

14. Las múltiples raíces de nuestro sufrimiento

15. El animal moralista


Quinta parte

Los temas candentes

16. La política

17. La violencia

18. El género

19. Los hijos

20. Las artes


Sexta parte

Apéndice: Lista de universales humanos de Donald E. Brown

.........................................................................................................................

RESUMEN

El autor estudia si la mente humana es una tabla rasa al nacer y puede ser fácilmente moldeable y manipulable a través de la educación y el entorno social (como diría Rousseau y otros teóricos) pero su conclusión es que no hay tal folio en blanco pues el cerebro viene ya al nacer con una estructura de conexiones neuronales "de fábrica" y "de serie" que son iguales en todas las personas. Sería el equivalente al "hardware" y el "software" del cuerpo humano. La prueba de que no hay tal tabla rasa reside en el lenguaje: los niños de todas las culturas son capaces de reconocer de modo natural las formas gramaticales y el orden establecido como el sujeto, el verbo, el complemento y los tiempos verbales, esas y solo esas. La única variación importante es si el verbo ha de ir en medio al final de la frase. Es lo que les diferencia del loro, que solo imita sonidos sin entender que detrás hay un contenido y una estructura gramatical.

Es un eterno debate en si detrás de la personalidad y la vida de cada persona hay una base genética que determina todas sus acciones (dos gemelos separados son tan parecidos en sus elecciones personales que es algo muy inquietante) o si lo que influye es la educación y el entorno social, tanto para formar buenas personas como para corromperlas. La idea del autor es que no se puede caer en una posición extrema en este debate porque tanto la base genética como la educación y la experiencia influyen en el desarrollo de la persona.

El tema de la tabla rasa también fue abordado desde la perspectiva del genoma humano, la conexión neuronal (redes cognitivas) y la plasticidad extrema. Inicialmente, si el genoma humano es pequeño, más sitio hay para el espíritu y el libre albedrío. Por otra parte, la tabla rasa es una tabla plástica.

Otro de los temas que estudia es si el entorno social inclina al hombre a la violencia. Dice que a medida que avanza la civilización, el número de fallecidos por actos violentos en el siglo XX, porcentualmente a la población, ha descendido a pesar de que el mundo atravesó por dos guerras mundiales y solo llegó al 5 %. En cambio en algunas sociedades cazadoras-recolectoras como los jíbaros, hay una mortandad violenta del 60 % y los yanomami rondan el 40 %. En cambio en las sociedades avanzadas industriales, las muertes violentas han caído a mínimos históricos, razón por la que está considerado un autor optimista.

El autor también estudia el "fantasma de la máquina". Una vez que en el Renacimiento, los descubridores médicos empezaron a describir al cuerpo humano como una máquina (dotada de sistemas hidráulicos, y luego en el siglo XIX se descubrieron reacciones químicas y eléctricas), se pensó que el alma o el pensamiento era el espíritu o el fantasma que "movía" la máquina, se supone que mediante un control de mandos y de palancas desde una sala centralizada donde el "yo" visualizaba su entorno y manejaba todo el cuerpo. Pero el autor concluye que el "yo" es el propio cerebro y que este también funciona como una máquina eléctrica bien cableada y capaz de hacer rápidos cálculos para tomar decisiones correctas. Comenta como anécdota que algunos pacientes con sus dos hemisferios desconectados obraban de forma extraña: uno de ellos operaba con sensatez pero el otro iba por su cuenta, decía tonterías y justificaba ciertas acciones que hacía el otro hemisferio con raros argumentos porque, en realidad, no sabía el motivo de tales acciones, ya que ambos funcionaban de forma independiente.