lunes, 22 de febrero de 2016

"Makers. La nueva revolución industrial", de Chris Anderson (2012)

Chris Anderson, autor de la teoría "Long Tail", explica cómo será la economía basada en las impresoras en 3-D, en las que cada uno podrá imprimir lo que quiera y será su propio diseñador.

Resumen de "Makers. La nueva revolución industrial", de Chris Anderson (2012)

Referencia APA: Anderson, Chris (2012): Makers. La nueva revolución industrial. Barcelona: Empresa Activa. Ediciones Urano (2013)

Ver el resumen actualizado en:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/02/makers-la-nueva-revolucion-industrial.html

Autor del resumen y comentarios: E.V.Pita, licenciado en Sociología y Derecho



................................................................................................................................

Título: Makers
Subtítulo: La nueva revolución industrial

Título original: "Makers. The New Industrial Revolution"

Autor: Chris Anderson.

Publicación en inglés: 2012

Publicación en español: 2013. Barcelona: Empresa Activa. Ediciones Urano SA

Páginas: 349

....................................................................................................................................

Biografía del autor (hasta 2013)

Chris Anderson es periodista y escritor. Director de la revista Wired. También es cofundador de 3D Robotics, una empresa que produce robots aéreos y aviones no tripulados.

Es el inventor del concepto "Long Tail" explicado en el libro La economía del Long Tail publicado por Empresa Activa que se ha convertido en un referente de la economía actual.

También ha publicado en el sello Tendencias el libro Gratis: la importancia de un precio radical

.....................................................................................................................................

Texto de la solapa:

En este libro, Chris Anderson, el consagrado inventor del término La economía Long Tail sigue analizando cómo serán las sociedades que vienen y el futuro de los distintos modelos de negocios. En este libro se adentra en lo que llama los "makers", personas que diseñan y producen sus propios productos.

Para Anderson, el desarrollo de las impresoras en tres dimensiones y los nuevos programas de diseño, permitirán que en cada casa se puedan producir muchos de los artículos que se necesiten.

Esto producirá una revolución copernicana en la industria, ya que si bien habrá artículos que sigan siendo producidos a escalas enormes y globalmente, muchos otros serán producidos localmente, en nuestras propias casas.

Así como los procesadores de texto y las impresoras permitieron que cualquier persona pudiese escribir y diseñar un libro, y así como cualquier adolescente haga su propia película o grabe un disco, en el futuro cercano, cualquier persona podrá hacer lo que quiera o necesite según su creatividad.

Anderson analiza las consecuencias que puede causar esta nueva sociedad industrial.

..................................................................................................................................

ÍNDICE

Primera parte: La revolución

1. La revolución de la inventiva

2. La nueva revolución industrial

3. La historia del futuro

4. Ahora todos somos diseñadores

5. La "Long Tail" de las cosas


Segunda parte: El futuro

6. Las herramientas de la transformación

7. Hardware abierto

8. Reinventar las fábricas más grandes de todas

9. La organización abierta

10. Financiar el Movimiento Maker

11. Negocios Maker

12. La fábrica en la Nube

13. Biología DIY

Epílogo: La nueva configuración del mundo industrial

Apéndice: El taller del siglo XXI

......................................................................................................................................

El libro examina las posibilidades de fabricar a niver hiperlocal mediante impresoras 3-D o a través de minifábricas instaladas en pequeñas y apacibles localidades que sirven a pedido.

El autor pone como ejemplo el caso de un ingeniero tuerto de los años 50 que patentó un sistema de parabrisas automatizado y que quiso producir en una fábrica pero su principal cliente, la Ford, se lo copió. Al final, ganó el pleito por plagio contra dos gigantes de la industria automovilística. Actualmente, ese emprendedor no tendría que haber construido un fábrica sino subcontratado todos los componentes del parabrisas a otros proveedores y montarlos en China.

Anderson muestra una proyección en forma de curva ondulada que varía en función de la capacidad de producción de una fábrica local en EE.UU. y China. Por ejemplo, con una producción de solo 100 unidades compensa montar una minifábrica local pero si suben los pedidos hasta 1.000 interesa encargarlos a China, donde trabajan a gran escala. Si todavía aumentan más los pedidos, no se puede esperar a que lleguen los envíos para atender la continua demanda, y quizás interese trabajar desde el propio país. Pero con 10.000 interesa más volver a encargarlo en China.
El autor señala que a nivel local es posible montar tu propia fábrica y trabajar a pedido o vender por Internet.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada