lunes, 7 de marzo de 2016

"Los delitos del futuro", de Marc Goodman (2015)

El autor, un expolicía del FBI, advierte de los riesgos de la criminalidad en la creciente informatización del mundo.

Resumen de "Los delitos del futuro", de Marc Goodman (2015)


Referencia APA: Goodman, Marc (2015): Los delitos del futuro. Todo está conectado, todos somos vulnerables ¿Qué podemos hacer al respecto? Barcelona: Ariel

El resumen original y actualizado está en:
http://evpitasociologia.blogspot.com/2016/03/los-delitos-del-futuro-de-marc-goodman.html

Autor del resumen: E.V.Pita, licenciado en Sociología y Derecho

Sociología, seguridad, Internet
..............................................................................................................................

Título: "Los delitos del futuro"

Subtítulo:  Todo está conectado, todos somos vulnerables ¿Qué podemos hacer al respecto?

Título en inglés; Future Crimes

Autor: Marc Goodman

Fecha de publicación: 2015

En español: Barcelona, Ariel, 2015

Páginas: 692

..........................................................................................................................

Biografía oficial del autor (hasta 2015)

Marc Goodman ha dedicado su carrera profesional a la tecnología y al cumplimiento de la ley. Ha trabajado con el FBI, ha sido asesor sénior para la Interpol y ejerció como agente de policía. Como fundador del Future Crimes Institute y la cátedra de Política, Derecho y Ética en la Singularity University de Silicon Valley, continúa investigando la enigmática y a menudo aterradora intersección de la ciencia y la seguridad, revelando amenazas incipientes y combatiendo las caras más oscuras de la tecnología.

...............................................................................................................................

Texto de la solapa

"Marc Goodman, una de las autoridades más destacadas en materia de seguridad mundial, conduce a los lectores a las profundidades del ciberespacio para mostrar cómo delincuentes, empresas e incluso gobiernos utilizan la tecnología contra el ciudadano, y cómo ello nos hace más vulnerables de lo que jamás habríamos imaginado.

Los avances tecnológicos nos han beneficiado de incontables maneras pero tienen un lado oscuro: pueden volverse en nuestra contra. Los "hackers" son capaces de activar las cámaras de vigilancia y webcams de cualquier hogar, los ladrones leen las redes sociales para conocer nuestros hábitos y los acosadores toman el control de los GPS de los coches de sus víctimas para seguirlas allá donde se dirijan. Los delincuentes de hoy pueden robarnos la identidad, hacerse con los datos de nuestras cuentas bancarias y copiar el contenido de los servidores informáticos. Pero esto es sólo el principio. Los delincuentes del futuro podrán desactivar los frenos de un coche desde kilómetros de distancia, electrocutar a un portador de un corazón artificia, fabricar AK-47 con una impresora 3D o transportar droga a través de drones.

Los delitos del futuro es también un poderoso y útil manual de supervivencia online que nos da las claves para evitar riesgos, reforzar nuestro derecho a la intimidad y encarar el futuro desde la seguridad y el control sobre nuestros aparatos tecnológicos antes de que sea demasiado tarde.

Un libro que se lee como una novela de ciencia ficción porque está basado en hechos científicos".

................................................................................................................................

ÍNDICE

Prólogo. El optimista irracional: ¿por qué soy así?

Primera parte. Una tormenta en el horizonte

Capítulo 1. Conectados, dependientes y vulnerables
Capítulo 2. Sistema fallido
Capítulo 3. Moore: fuera de la ley
Capítulo 4. No eres el cliente, eres el producto
Capítulo 5. La economía de la vigilancia
Capítulo 6. Datos masivos, riesgos masivos
Capítulo 7, T.I. al teléfono
Capítulo 8. En la pantalla confiamos
Capítulo 9. Cuantas más pantallas, más problemas


Segunda parte. El futuro de los delitos

Capítulo 10. Crimen SA
Capitulo 11. Viaje al centro de la clandestinidad digital
Capítulo 12. Todo es pirateable.
Capítulo 13. Hogar, pirateado hogar.
Capítulo 14. Cuando el objeto del pirateo eres tú.
Capítulo 15. El auge de las máquinas: ciberdelincuencia en 3D.
Capítulo 16. Amenazas de seguridad de nueva generación o por qué lo virtual no era más que el principio.

Tercera parte. Sobrevivir al progreso.

Capítulo 17. Sobrevivir al progreso.
Capítulo 18. El camino por delante.

Apéndice. Todo está conectado. Todos somos vulnerables. He aquí lo que podemos hacer al respecto.

.....................................................................................................................................

Marc Goodman cuenta que entró en el mundo de la investigación de delitos informáticos en 1990 cuando su jefe de la comisaría de Los Angeles (California) le preguntó cómo se podía atajar para activar la ortografía en el WordPerfect: Ctrl+f2. Así fue cómo entró en la élite policial que investiga los delitos informáticos.
Cuenta que un hacker le robó la cuenta de Twiter a una usuaria de San Francisco porque le gustaba su nombre, y de paso le formateó todos sus datos en iCloud, su teléfono y tableta de Apple y su ordenador personal.
El policía advierte que, antaño, un atracador asaltaba un banco y se llevaba todos los billetes que podía cargar, dejando rastros como huellas, ADN. Sin embargo, ahora los ladrones solo tienen que entrar en una cuenta bancaria y vaciarla por Internet, se pueden llevar millones en un minuto con un par de movimientos de ratón y desde la otra punta del mundo.
 El autor también cuenta que el primer virus fue creado en Pakistán por dos hermanos que estaban enfadados porque la gente copiaba sus programas sin pagar. Cuando un pirata copiaba su programa le saltaba un aviso con el nombre de los creadores del virus y su dirección y teléfono para que contactasen con ellos para "vacunarse" a un módico precio. El agente cuenta que ahora todo esto ha cambiado y los virus no son creados para "echarse unas risas" sino que se trata de malware (software malvado) como virus, gusanos o troyanos (que van disimulados en programas buenos). Dice que no quiere alarmar (él es un optimista irracional respecto a lo que va a venir) pero los delicuentes informáticas siempre aventajaron a la policía y ya saben introducirse en las redes sociales o en las grandes plataformas para difundir sus virus sin necesidad de que nadie pique y pulse en un archivo enviado por un desconocido.

(seguirá el resumen)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada